11-07-2017

Comer con cocktails en Barcelona

Dicen que somos lo que comemos, pero también somos lo que bebemos. Y hay veces que el cuerpo nos pide beber algo diferente. Para esos momentos, te proponemos una ruta por las mejores gastrococtelerías Insider de Barcelona. Lugares donde podemos ir a comer, a beber o a las dos cosas.

 

Speakeasy. Dónde nace es lo que parece

Si a un barcelonés le preguntamos por una coctelería, inmediatamente nos dará un nombre: Dry Martini. El local de 1978 que hoy regenta Javier de las Muelas es uno de los lugares de referencia, junto a clásicos como Boadas, para tomar buenos y elaborados tragos. Pero desde hace pocos años, este bar, que sin duda sería uno de los preferidos de James Bond, donde encontramos coctelería moderna sin perder el toque clásico, esconde un restaurante clandestino: Speakeasy.

Un lugar casi secreto, al que podemos entrar por la puerta de atrás, con una contraseña, como en aquellos locales prohibidos en Estados Unidos en tiempos de la Ley seca, en los años treinta, con la diferencia de que este ‘speakeasy’ cambia la bebida por la comida. Bueno, a medias, porque en realidad es el antiguo almacén de bebidas del Dry, y aún lo sigue siendo.

Si vamos a comer allí estaremos rodeados de provisiones que habrían sido requisadas por cualquier shérif en su día. Para combinar sus imprescindibles cócteles con una buena comida, este restaurante propone unos menús de maridaje exclusivos, perfectos para disfrutar combinando lujo y anonimato. Si lo preferimos, podemos optar simplemente por el clásico Dry Martini, en la barra, agitado o mezclado, con una ración de ostras.

 

Speakeasy Barcelona INSIDER Cocktails
Sala Speakeasy

 

Servicio Continuo: cócteles para comer, platos para beber

Si llega la noche y tenemos antojo de cócteles antes de cenar, nuestro lugar está en l’Eixample: Servicio Continuo, un local que, como dicen sus artífices, es una coctelería donde vas a beber y acabas cenando, o un restaurante donde vas a cenar y acabas bebiendo.

Lo cierto es que el bar está concebido como local nocturno, juega con el color oscuro de las paredes y una iluminación cálida, inspirado en las coctelerías clásicas. Pero aporta algo diferente: una cocina internacional con toques asiáticos, franceses y americanos, diseñada por el chef Carlos Yáñez (ex cocinero de Santa Burg y el Mandarín), con sus fogones abiertos hasta las tres menos cuarto de la madrugada. Costillas estilo cantonés, cangrejos fritos con espuma de keffir de siracha, o postres como el “expresso Martini”, para combinar con un Shakerato o un Dry Martini. Porque en esta barra se proclaman en contra de los cócteles postre, los trampantojos y “la parafernalia en la bebida”.

 

SERVICIO CONTINUO INSIDER BARCELONA COCKTAILS
Fachada Servicio Continuo

 

 

Balius Bar, gastrococtelería slow food

En el otro lado de la ciudad, en Poblenou, encontramos otra propuesta para unir cócteles y buena comida: Balius Bar. Una apuesta por el kilómetro cero, el “slow food”, con tapas clásicas en su versión más ecológica. Sus platos combinan por el producto de proximidad y de temporada. Bocados y cócteles, una tendencia aún incipiente pero que cada vez atrae a más foodies.

 

Saigon Pork Roll & Kensei cocktail INSIDER Barcelona
Saigon Pork Roll & Kensei cocktail

 

Y es que Balius pasó de ser una popular droguería a un negocio gastronómico impulsado por Rosa Solà, expresidenta de Slow Food, con un ambiente coctelero que combina gintonics originales, vermut, vinos ecológicos de denominaciones catalanas y una cocina que abarca desde lo local tradicional hasta platos exóticos. Un ‘must’ para parar a tomar un vermut y comer con un cóctel, o disfrutar de su barra infinita de tragos en una tarde de verano.

 

Nobook, más allá de lo clandestino

Si las coctelerías suelen ser lugares con luz tenue que a menudo nos seducen por su ambiente clandestino, Nobook le da una nueva vuelta al concepto: una carta de quince platos con opción de maridar cada uno con un trago distinto.

Cocina de “street food” en la que los camareros están vestidos de condenados a muerte y en el que nada está escrito (de ahí el nombre). No hay normas ni reglas de ningún tipo, y la comida es creativa y sorprendente. Una cocina color butano accesible al comensal, en el que podemos disfrutar de la creación de sus platos aparentemente improvisados, que algunos ya comparan con Tickets, el restaurante de Albert Adrià.

 

Nobook INSIDER BARCELONA Cocktails
Nobook

 

Napar Bcn, cocina callejera maridada con cerveza

El concepto de maridaje más allá del vino también se ha extendido al mundo de la cerveza. NaparBcn nos ofrece una propuesta de aperitivos y platos caseros con cerveza hecha en su propia fábrica, con una carta de temporada diseñada por el chef de El Masnou Miquel Aldana, que trae su estrella Michelín del “Tres Macarrons” a l’Eixample barcelonesa, con su cocina de proximidad: platos de la huerta y “Mar i muntanya”, con pescados frescos y buena carne catalana. El atractivo es que el comensal puede comer mientras degusta una cerveza fabricada al momento, en un espacio que cuenta con siete tanques de fermentación conectados a los barriles de la barra.

Sigue esta y otras noticias de Mònica Faro, en sus redes sociales:

 Twitter

– Instagram