29-07-2016

Amargor y verano, en la cerveza

El amargor y el verano no están ni mucho menos reñidos; ¿conoces las Session IPA? ¿La ‘otra’ cerveza del verano?

Hablábamos hace unas semanas de la cerveza del verano por excelencia, la Summer Ale. Pero no queremos dejar pasar este segundo post veraniego sin hablar de otro estilo de cerveza que está en auge y que también intenta triunfar en verano. ¿Sabes a cuál nos referimos?

Si estás atento a las noticias del mundillo de la cerveza artesana seguro que has oído hablar más de una vez de las Session IPA.

A pesar de la moda de que la cerveza sea cada vez más lupulada para conseguir un mayor amargor (y, junto a él, un mayor grado alcohólico), todavía existen micro-cerveceros que buscan aportar a su cerveza esa carga de sabor y amargor, pero equilibrando el alcohol resultante. Un ejemplo de ello es la Session IPA 24/7 de Garagart.

 

garagart-24-7-rye-session-ipa

 

No olvidemos que en verano buscamos cervezas refrescantes y con menos alcohol… para poder repetir una detrás de otra. Por lo tanto, una cerveza con un alcohol situado entre los 3 y 4,5 grados estará muy pero que muy bien.

 

Session IPA no es un estilo claramente definido, sino que es más bien un estilo de cerveza experimental y algo complejo de alcanzar. Si buscamos el amargor característico de una Indian Pale Ale necesitamos incluir en la receta una cantidad elevada de lúpulo, con lo que, si no queremos una cerveza poco equilibrada, buscaremos contrarrestar con malta. Si no lo hacemos corremos un alto riesgo de obtener agua muy amarga, sin apenas cuerpo, más que una cerveza. Esta combinación de malta y lúpulo hará que la graduación de la cerveza resultante aumente. De ahí que es necesario saber elegir y “jugar” muy bien con las maltas para lograr una cerveza amarga y a la vez poco alcohólica.

 

cider-822266_1280

 

Está claro que la segunda parte de su nombre (“IPA”) viene de Indian Pale Ale, por el amargor que intentan conseguir y que ya hemos comentado.

Pero, ¿de dónde viene el término “Session”? Una pregunta complicada de responder la que nos acabamos de plantear. La cosa no está del todo clara pero una teoría nos invita a remontarnos a la época de la Iª Guerra Mundial y adentrarnos en las bases del ejército inglés. Allí no era nada raro que los soldados bebieran cerveza; incluso lo hacían mientras fabricaban y afinaban sus armas de combate… Esto hizo que el Gobierno impusiera por Ley dos turnos de 4 horas cada día, para poder descansar del trabajo y beber cerveza, a los cuales llamaban “sessions”. Para que durante el turno de trabajo no pesase tanto la cerveza. Y poco a poco fueron consumiendo versiones más ligeras y menos alcohólicas.

Por tanto hemos aprendido que, cuando veas delante de un estilo conocido de cerveza la palabra “Session”, querrá decir que, sobre las bases de dicho estilo, sus creadores han buscado un nivel de alcohol más bajo.

 

Como puedes comprobar la historia de la cerveza es mucho más interesante y enrevesada de lo que conocemos habitualmente. Por eso intentaremos darte pequeñas pinceladas artículo a artículo con las que picar tu curiosidad.

 

Nos vemos en los bares … con una Session IPA en la mano 😉

¡Happy Beer Day!

 

Sigue esta y otras noticias 
en SoloArtesanas.es
o en su blog