29-03-2016

Primavera, picnic y la mejor cerveza

Maridaje con cerveza para un perfecto picnic de primavera! No te pierdas este post de nuestro blogger y colaborador David, de paladea.me

 

La primavera acaba de llegar, llevamos unos días en las que se ve todo más verde e iluminado. No sabemos si es por este motivo por el que nos apetece más que nunca tomar una buena cerveza al sol, ¡qué ya lo echábamos de menos! Y como al sol se pueden hacer mil actividades, te vamos a recomendar algunas de nuestras favoritas, tras las cuales, sí o sí, disfrutamos de una gran cerveza artesana.

 

  • Después de salir con la bici: Una cerveza
  • ​En la terraza, tranquilamente con buena conversación: Una cervez
  • Tras unos kilómetros de running: Una cerveza
  • Con un libro al cobijo de un árbol: Una cerveza
  • Cuando terminas de un paseo al sol: Una cerveza
  • Después de pescar (y durante): Una cerveza
  • Y para el picnic: Varias cervezas 😉

 

La última es nuestra favorita: buena conversación, la mejor compañía, algo que comer y varias cervezas para disfrutar. Como cuando salimos al campo a comer solemos llevar comida fácil de preparar sobre la mesa y que se pueda comer relativamente frío… ¿Qué te parece si la maridamos?

En nuestra nevera portátil nunca falta: una tortilla de patata, ensalada de atún y huevo duro, carne empanada y fruta. Nos encanta llevar un par de cervezas diferentes cada dos personas, ¡así disfrutamos el doble! Y si no hay que conducir, cae alguna más.

La condición fundamental para que llenen nuestra nevera es que sean refrescantes (todas lo son), fáciles de beber y que sean de dos estilos diferentes, una más rubia y otra más tostada. Si además llevamos un postre dulce añadimos una negra.

 

Para empezar

Siempre comenzamos, como en toda cata, con la cerveza menos alcohólica, la más suave y la más clara. Ahora ya dependerá de los gustos de cada cual, pero fundamentalmente nos llevamos desde la suave y sedosa Blonde Ale, hasta las bien cargadas de lúpulo IPA (Indian Pale Ale).

Si te van las cervezas suaves, disfruta de una rubia y redonda cerveza Blonde Ale, como por ejemplo Arriaca Rubia, que además es la primera cerveza artesana de nuestro país que va en lata, así que todavía más fácil de transportar y mantener fría en una nevera.

Y si quieres un toque más de lúpulo, te recomendamos, también de Arriaca, una cerveza IPA, que como la anterior, también está disponible en lata: Arriaca IPA.

 

Para ir cerrando la comida

Aquí apostamos por las cervezas más tostadas, y más si alguna vez tenemos algo de carne en el menú, que también ocurre. Estas cervezas aportan un mayor dulzor, más malta, más caramelo, más… cuerpo. Una de las más recurrentes en Kadabra Red Ale, rojiza, tostada y con aromas afrutados, también Ballut Jacha Jijo Jiguera, una cerveza con sabores de café y regaliz. Y que no se nos olvide una de las últimas sensaciones, Enigma Complutum, otra red ale con mayor caramelo y toffee.

 

Y si tenemos postre dulce…

Apostamos por una cerveza negra, que acompañe el dulzor y/o el chocolate del postre. De las últimas en llegar, pero que se ha puesto en los primeros puestos en cuanto a preferencias del público tenemos a Dougall´s Session Stout. Y si buscas algo más dulce todavía, acompaña este momento con Jara Carbonera, una cerveza donde aparecen notas de café, chocolate, bizcocho,…

 

¿Qué te parece nuestro plan?

No está nada mal, ¡¿eh?!

Los buenos momentos bien merecen ser acompañados de una buena cerveza, así que no te cortes, disfruta, de un picnic, o de cualquier segundo. La buena cerveza, con moderación, es una gran compañera para maridar tus comidas y buenos momentos.

Happy Beer Day!

 

Además puedes seguir esta y otras noticias de David en: @Paladeame y @SoloArtesanas