25-08-2015

Alimentos frescos

Vamos a ir directos al grano, no vamos a dar rodeos innecesarios, primero lo decimos y luego lo explicamos: Atentos.

Comer, saborear y disfrutar de frutas, verduras y hortalizas es una de las mejores cosas que te pueden pasar en la vida.

No, no estamos exagerando, y lo vamos a demostrar con una secuencia lógica muy sencilla, y como no, directa.

Si vives es porque comes; por tanto, cuanto mejor comas, mejor vivirás.  ¿Y como de algo tan sencillo y fácil de entender hacemos caso omiso? Y de aquí sacamos otra cuestión: ¿Qué es comer bien?.

Para responder a esta pregunta accedemos a la OMS, que nos deriva en la parte de ”dieta”, y de ahí a la dieta saludable. ¿Qué es para la OMS una dieta saludable?. Aquella que en primer término se basa en el consumo de “Frutas, verduras, legumbres nueces y granos enteros”. Es más, añade como consejo para mantener una dieta saludable “comer por lo menos 400 g , o 5 porciones de frutas y verduras por día (…) e incluir verduras en todas las comidas”. La OMS lo deja claro “Comer, saborear y disfrutar de frutas, verduras y hortalizas es una de las mejores cosas que te pueden pasar en la vida”.

 

Tu salud es lo primero, y para tener una salud de hierro hay que comer bien.

 

freskkp

 

¿Y por qué no lo hacemos?

Al final todo se junta y hace casi imposible tener la opción de perder dedicar un poco de nuestro tiempo a cocinar un buen plato de judías verdes con patatas. O tener la sana costumbre de disfrutar de una merienda de verano alrededor de una rica sandía, o una buena manzana. Y lo de las ensaladas para cenar,… solo en pensar de tener que ir a la tienda a comprar la lechuga, el tomate,…

 

No es culpa tuya el hecho de que no comas bien. Bueno, un poquito sí, pero tampoco nadie ofrece una alternativa real, tangible, sencilla y sana para ello. En un mundo rápido, en el que se busca la emoción, la experiencia y el sabor, una lechuga y un tomate duro, verde y sin sabor no dicen nada. No dicen y no saben, es como comer plástico, y por este simple motivo te hace huir de ellos. Ponle a un niño una hamburguesa con kétchup y mahonesa frente a un plato con lechuga y tomate insulso. Está claro lo que va a elegir. Algo parecido nos pasa a los mayores. Y esto se debe a dos motivos:

 

  1. Vivimos en una sociedad rápida
  2. Para aprovechar el tiempo acudimos a grandes superficies.
  3. Estas superficies no pueden permitirse el lujo de ofrecer fruta en su punto justo de maduración, porque implicaría que mucha de ella se pudiera perder.
  4. A la vez justo al lado tienes grandes estanterías con gran variedad de colores con las que llamar tu atención, y tu alimentación.

 

Al final la hipótesis de partida es el ritmo de vida, selección rápida y fácil. Pero estamos plenamente convencidos de que si tuvieras más y mejores opciones para comer mejor, a base de eso que la OMS dice que es básico, como son las frutas, verduras y hortalizas, lo harías. Y para eso alguien o algo debe provocar que “el vivir en una sociedad rápida” no sea un problema para tu alimentación. ¿No?


verdura

 

Los alimentos frescos son fundamentales para que vivamos sanos y felices, reducir las altas tasas de obesidad y las enfermedades que conllevan. Todos tenemos que poner de nuestra parte, y estamos seguros de que tú quieres. Por eso te animamos a que te apuntes al club de los Freskkos, personas que queremos calidad de vida, una vida a nuestro gusto, pero con sabor y calidad en nuestra cocina.

Apúntate al club de los Freskkos, muy pronto a golpe de clic.

 

¡Si quieres saber más sobre Paladea.me, no te pierdas sus últimas noticias y sígueles en Twitter!

Twitter: @Paladeame

 https://paladea.me/