comida japonesa
15-01-2020

Comida japonesa, 12 platos imprescindibles

¿Qué tal va la operación postroscón? Este post de hoy sirve para los que les ha durado poco el entusiasmo, y para todos aquellos que siguen cuidándose después de los excesos navideños. Nos embarcamos en una ruta por la comida japonesa, y en concreto por los platos japoneses más emblemáticos. Y claro está, te chivaremos dónde puedes disfrutar de algunos de ellos con todas las garantías de éxito.

1. Ramen

Gracias, en parte, al anime y el manga, el ramen se ha convertido en uno de los platos más populares de la cocina nipona. ¡Y menos mal, porque está buenísimo y es especialmente reconfortante cuando hace frío!

Ramen

Su origen es chino (allí le llaman lamian). Es una sopa de fideos con caldos muy elaborados, que se acompaña de verduras, carnes, pescados o mariscos. También hay opciones sin sopa, más adecuadas para los días calurosos. También se le conoce en España como ramen seco.

En Madrid, lo preparan muy bueno en Ninja Ramen; a nosotros nos gusta el volcánico, con un caldo muy picante, solo para valientes. Pero tranquilo: hay opciones más suaves.

En Barcelona es una de las especialidades de Mutenroshi Ramen, un simpático de Gràcia con un menú a precio imbatible. Por solo 9,90 euros, incluye un entrante y un ramen de tu elección, al que puedes añadirle diferentes toppings por un poco más. ¡Están tremendos!

2. Naruto

Esta icónica comida suele utilizarse en los platos de soba y en el ramen, y seguro que la has visto en infinidad de comics. Es una pasta de pescado que se cuece al vapor con hierbas y a la que e le da forma de rollito, que se corta, y que forma un dibujo de torbellino en homenaje a un torbellino marino cerca de la ciudad japonesa de Naruto.

Naruto

En Barcelona, por ejemplo, lo encontramos en muchos de los platos de ramen de Ramen Jin, como puedes ver en la foto.

3. Tempura

La fritura tradicional japonesa es de origen portugués, como sucede con el panko. Parece ser que los misioneros portugueses, que acostumbraban a comer vegetales en época de Cuaresma, introdujeron el hábito de freírlos en aceite.

Lo más normal es emplear el de sésamo, en el que los ingredientes, rebozados previamente, se sumergen hasta conseguir un acabado sumamente crujiente y nada aceitoso. Hay tempuras de verdura, marisco, carnes y pescados.

Tempura de gambas

En Madrid, nos resulta muy original la de Korgui, donde añaden un alioli chipotle que le da un puntito exótico al plato. En Masako, el enclave nipón de Rumbo Aravaca, hay cuatro opciones adictivas: De verduras; de shitake, tsuyu trufado y yema de corral; de langostinos y vegetales o de langostino con mayonesa picante. En Barcelona nos encanta el de Ikibana Sarrià.

4. Nigiris

El nigiri es un tipo de sushi que consiste en una porción de arroz que se cubre parcialmente con tortilla o pescado crudo. A medida que la cocina nipona ha ido fusionándose la de otras latitudes, y fruto de la experimentación, nos encontramos con propuestas de lo más curiosas.

Nigiris

Si prefieres una versión más clásica de estas piezas, sin perder ni un ápice de sabor, puedes reservar mesa en cualquiera de los restaurantes SUMO en Madrid (Sumo – Azca, Sumo – Cuzco y Sumo – Fuencarral, Sumo – Sexta Avenida y Sumo Fusión – Gran Vía). Además de descuentazos, hay exquisitos nigiris de caballa, pez mantequilla o salmón.

En la misma ciudad, para los que tengáis más presupuesto, podéis reservar mesa en Kabuki Wellington y poneros en las manos del gran Ricardo Sanz. Sus nigiris de lubina y de tuétano con trufa son legendarios. En Barcelona, si te apetece un toque exótico, reserva mesa en Ikibana Parallel, espacio donde la cocina japonesa se hermana con la brasileña. Sus nigiris de foie glaseado con caviar de trufa, plátano frito y salsa de oporto te encantarán.

5. Tatakis

Más que una receta, el tataki es una manera de preparar el pescado y la carne de la cocina japonesa. Consiste en maridar los trozos en vinagre y jengibre y se pasan ligeramente por una sartén, durante poco tiempo, porque es importante que quede muy poco hecho. Resulta especialmente jugoso.

tataki

En Madrid, te encantará el de atún que preparan los chicos de La Dominga. En Barcelona nos rendimos al talento de Ekaitz Apraiz, chef ejecutivo de Tunateca: su otoro picante con sichimi togarashi y berenjena escalibada con infusión de limón y romero es exquisito.

futomaki

Es un tipo de sushi en rollo que se caracteriza por su mayor grosor (futo es grueso es japonés). Se suelen rellenar de varios ingredientes.

Lo preparan muy bien en Peyote San (Madrid), el japo-mexicano del Grupo Larrumba. Hay dos opciones: los futomakis crujientes de atún picante con totopos o el de ebi tempura con curry suave japonés.

En Barcelona destacamos, por especial, la propuesta de Sushi Kokoro. Los preparan tempurizados, de langostinos o salmon rebozados con harina de pan japones (panko), aguacate y salsa del chef.

6. Sashimi

El sashimi es un tipo de corte de pescado y marisco muy característico de la cocina nipona. Es habitual servir los trozos con salsa de soja, jengibre y wasabi, y en ocasiones con vegetales.

En Madrid, te recomendamos el sashimi de salmón de 19 Sushi Bar. Trabajan con ingredientes de altísima calidad (son los mismos de los 99 Sushi Bar) y eso se nota en cada bocado y en la textura del pescado. En Barcelona, puedes pedir un variado (que incorpora también nigiris) para disfrutar de sashimis de diferentes pescados en Ikibana Born.

7. Gyozas

Las gyozas son empanadillas de origen chino que también son muy populares en Japón. Aquí se sirve con más ajo y menos sal, y suele rellenarse de carne y vegetales. Se preparan cocidas o al vapor.

Gyozas

En Madrid hay un montón de ellas en Wagamama – Serrano 41. En concreto, las preparan rellenas de vegetales, de pollo, de pulled pork, de pato o gambas. ¡Ñam! En Barcelona, nos gustan mucho las de Miss Sushi Aribau : son de de carne al vapor con un toque de plancha y se sirven con salsa amakuchi.

8. Yakisoba

Son unos populares fideos de harina de trigo que se suelen servir de guarnición. Se cocinan con algo de caldo, carne, vegetales y un toque final de salsa. En los festivales y puestos callejeros, no es raro verlos dentro de un panecillo, como si fuera un perrito caliente, pero relleno de los fideos.

yakisoba

En Barcelona, preparan un delicioso yakisoba de langostinos con pasta de té verde picante en Nikkei 103, un fabuloso lugar para probar la cocina nikkei, que fusiona las cocinas peruana y nipona.

9. Okonomiyaki

Podríamos decir que, a grandes rasgos, este popular plato es una especie de tortilla a la japonesa. Realmente es una masa de huevo, harina, ñame e ingredientes a gusto del cocinero. Se suele preparar a la vista del comensal, sobre una plancha, y una vez listo se incorporan salsas.

Okonomiyaki

En Madrid, lo sirven en el restaurante Hanakura, donde es el plato estrella y fueron, además, los pioneros de la capital en ofrecerlo.

onigiri

Este emblemático bocado es una bolita de arroz rellena, o mezclada con varios ingredientes, que suele ir envuelta en alga nori. ¿Recuerdas que Goku las comía con voracidad? Pues tú harás lo mismo cuando las pruebes. En Barcelona, puedes encontrarlas en Mutenroshi Ramen. En Madrid, en el panasiático Wagamama – Génova, hacen una versión dulce que envuelven en coco seco y se sirven con salsa de maracuyá.

10. Sake

Esta palabra sirve en Japón para referirse tanto a su bebida alcohólica más popular, que se infusiona a partir del arroz (nihonshu), y también a otras con graduación, populares en diferentes regiones.

sake

El sake “de toda la vida” es fruto de un proceso de elaboración bastante complejo:

– El arroz se pule y muele, se lava, se cuece al vapor y se le añaden esporas de un moho, en una fase que se llama Kōji.

– A continuación, y durante dos o tres semanas, se realiza otro proceso que permitirá que la levadura fermente.

– Durante varios días, se van añadiendo preparados, fermentando el producto y se deja reposar.

– Al final, el sake se prensa, se filtra, se pasteuriza y embotella.

Si te gusta esta fuerte bebida, puedes degustarla en la mayoría de nuestros restaurantes japoneses. Para un plus de originalidad, nos quedamos con los elaborados con esta bebida como el Thai café de Carpe Diem Lounge Club – CDLC, un cremoso de chocolate con sake, mousse de mascarpone y cardamomo negro y espuma de café con polvo de almendras caramelizadas.

mochi

Los mochis son pasteles de arroz glutinoso con los que se elaboran postres muy populares en Japón. En España se les denomina también mochi, aunque tienen diferentes nombres. El daifuku es uno de los más populares en nuestro país. Suele ir relleno de pasta de judías rojas  (anko) aunque hay otros toppings un poco más al gusto occidental, como la fresa o el cacao.

En Barcelona puedes probarlos de diferentes sabores si reservas con nosotros en Matsuya, un restaurante japonés exquisito que está en Barcelona a un precio excelente.

11. Kakigori

Es una versión japonesa del granizado, o para ser más preciso, del raspado de hielo, una receta occidental bastante añeja. La versión japonesa se realiza añadiendo siropes de vivos colores, se edulcora con leche condensada y se tiene que tomar con cucharita. Se elabora con unas curiosas máquinas de aspecto antiguo.

Kakigori

En España, de momento, solo se sirve en una heladería barcelonesa que se llama Mr Kakigori, que está en el barrio de Gràcia.

12. Galletitas de la fortuna

Las galletitas que te comes en muchos restaurantes chinos (y en algunos nipones) nacieron en Estados Unidos, aunque su creador sí fue nipón. Este se inspiró en unas galletas populares en su país, sobre todo en Kyoto.

galletita de la fortuna

Según hemos podido averiguar a través de un artículo de El Comidista, varios confiteros japoneses las vendían en San Francisco antes de la II Guerra Mundial. Cuando el conflicto estalló fueron los chinos los que se encargaron de estos negocios y quienes las popularizaron. La cosa llegó a los tribunales estadounidenses, que reconocieron que Makoto Hagiwara, inmigrante del País del Sol Naciente, las había creado.

Nosotros somos muy fans de los enigmáticos mensajes que encierran, pero dudamos de su valor profético más allá de que te puedas echar unas risas.

Y si quieres saberlo todo sobre la comida japonesa, navega por Comer Japonés: ¡es alucinante!