30-06-2016

En verano, Summer Ale

Si hay un estilo de cerveza pensado para el verano … ese es Summer Ale

Ahora sí que sí. El calor está ya entre nosotros y el reto de encontrar una solución al bochorno del verano… ¡cada vez será más complicado! Un poquito de aire acondicionado por un lado (ventiladores en su defecto), un aleteo de abanico por otro, unos minutos a la sombra… y, por supuesto, una cerveza refrescante para calmar la sed.

Lógicamente no parece que una cerveza bien oscura de estilo Stout vaya a ser esa cerveza ideal para el verano ¿verdad?

Entre todos los estilos conocidos de cerveza hay uno que estos días adquiere protagonismo. Son las cervezas Summer Ale; esas que, por encima de todo, son más refrescantes que ninguna.

 

beer-932994_1280

 

Quizás no las veas muy destacadas durante estos meses en España. Pero si tienes la oportunidad de visitar una cervecería estadounidense o británica no tenemos ninguna duda de que estarán bien a la vista. De hecho, algunos organismos del mundo cervecero las denominan como English Summer Ale, dado su origen británico.

Este estilo aparece durante el verano, extraordinariamente caluroso, de 1995. Las ventas de cervezas de alta fermentación (Ale) caían verano tras verano en favor de las cervezas de baja fermentación (Lager). Los pequeños cerveceros necesitaban un nuevo estilo Ale que recuperase el terreno perdido entre los consumidores. Ese estilo fue Summer Ale.

 

¿Cómo reconocer una Summer Ale a la legua?

Como su propio nombre indica, son cervezas de temporada que se elaboran pensando en el verano y con el objetivo fundamental de calmar nuestra sed.

 

beer-926462_1280

 

Vamos a intentar darte una serie de pistas para que puedas saber en todo momento si lo que tienes entre manos es una Summer Ale de manual o, por el contrario, hay algo que no encaja:

– Buscamos una cerveza artesana muy refrescante y para calmar la sed, con lo que probablemente querrás beber más de una pinta. Eso hace que la graduación alcohólica esperada de este estilo cervecero se sitúe entre el 3% y el 4% de alcohol en volumen.

– El color dorado hace acto de presencia para que, ya sólo por la vista, la consideremos una cerveza refrescante. Imagína que su color fuese más rojizo o tostado… seguramente no te apetecería tomarla en pleno julio. La psicología siempre es un aspecto importante y todos sabemos que la vista juega un papel importante a la hora de comer y beber.

– Siguiendo la misma línea una Summer Ale suele ser una cerveza limpia, con poca turbidez. Volvemos a lo mismo; debe ser una cerveza que “entre por los ojos”.

– Los lúpulos empleados en su elaboración no buscan un amargor intenso sino que persiguen aportar a la cerveza aromas y sabores más frutales y cítricos. Si eres un cervecero con experiencia y conoces el significado de la palabra IBU, te interesará conocer que este estilo de cerveza busca situarse en los 20-30 IBUs de amargor.

– Ya en boca, las Summer Ales son cervezas con poco cuerpo, muy ligeras. Muy fáciles de beber.

– En algunos casos se emplea un porcentaje bajo de trigo (menor al 25%) con lo que quizás notes ciertos toques ácidos (muy leves) al probarla. No te asustes 😉

 

Y llegados a este punto lo mejor es contar con una Summer Ale entre manos para abrirla, servirla, admirar su color, comprobar su aroma y, lo estabas esperando, refrescarte con ella.

Si la buscas online te dejamos aquí una selección de cerveceras españolas que han optado por elaborar Summer Ales o Low Summer Ales.

 

El único consejo de hoy no puede ser que el de que disfrutes de este estilo cervecero durante estos meses de verano.

Ya llegará el invierno y hablaremos de las famosas Winter Ales.

¡Happy Beer Day!

 

Puedes seguir esta y otras noticias 
en el la web SoloArtesanas.es
o en su blog