09-08-2016

Fiestas de la Paloma 2016

Las fiestas de la Palomafiesta de la Latina es una de las más castizas y populares del verano madrileño.

Aunque la fiesta grande de la Paloma es el 15 de agosto, día en el que tienen lugar los actos más emotivos como: la ofrenda floral, la Misa Solemne y el descenso por los Borromeos del cuadro que representa a la Virgen, así como la procesión de la Virgen de la Paloma; los festejos en su honor comienzan mucho antes. Confundiéndose y mezclándose con las cercanas fiestas de San Cayetano (7 de agosto) y San Lorenzo (10 de agosto), el trío de tradicionales verbenas madrileñas comienza a celebrarse el 5 de agosto.

 

Madrid_-_Fiestas_de_la_Paloma_-_20070815-20

 

Se dice que esta tradición comenzó con la imagen de la Virgen de la Paloma que, en 1790, Isabel Tintero colocó en el portal de su casa, conquistando así los corazones de los vecinos que allí se acercaban para: pedirle curaciones, encomendar a los niños y solicitar protección para las mujeres embarazadas. Y es que, sin ser la patrona oficial, lugar que ocupa la Almudena, muchos la consideran la patrona “popular” de los madrileños.

Son miles las personas que durante estos días pueblan las calles de la Plaza de la Paja, la Plaza de la Cebada, la Puerta de los Moros etc., dejándose llevar por el ambiente y buscando un soplo de aire fresco en las noches estivales.

Si hay algo verdaderamente castizo, son las ganas de festejar. Entre las muchas actividades a realizar en estos días, destacar los concursos de mantones de Manila, las espléndidas decoraciones de los balcones, los bailes típicos como el chotis y los archi-conocidos conciertos de las Vistillas, así como la Verbena de la Paloma y los puestos y casetas frente a San Francisco el Grande.

 

6038426798_120c34873e_b

 

Uno de los aspectos más llamativos para nuestros paladares y nuestro olfato en estas fiestas es… la degustación de los productos típicos de Madrid.

Ir sin hambre a las fiestas de la Paloma es como ir con ronquera a cantar un coro. De pronto te verás rodeado por cantidad de chiringos dispuestos por las calles en los que se sirven un sin fin de tapas, parrilladas y bocatas para todos los gustos. El aroma, envolvente, hará el resto.

Entre los platos más típicos, que nunca pueden faltar, se encuentran: los calamares fritos, la tortilla de patata, el pollo al ajillo, los caracoles, los chicharrones (cortes de entresijos fritos de forma muy prolongada), los entresijos (mollejas de cordero lechal), las gallinejas (tripas e intestinos de cordero lechal fritas) y los callos a la madrileña.

Algunos de éstos, platos de sabores intensos, son de los que, aunque a muchos no gusten, hay que probar al menos una vez en la vida, sin prejuicios, y ¿qué mejor escenario que este?

 

Entresijos_-_Paloma_de_2012

 

El contrapunto dulce lo ponen los barquillos que venden con mucho arte los barquilleros o los churros y porras que lo mismo “arreglan un roto que un descosío”, además de estar buenísimos.

Para que todo baje, y más que ninguna otra cosa ‘la calor’, no olvides tomar una limonada, una sangría fresquita, una caña de cerveza bien tirada o un buen vermut. Y  tararear aquello de…

 

¿Dónde vas con mantón de Manila?

¿Dónde vas con vestido chiné?

A lucirme y a ver la verbena,

Y a meterme en la cama después.

 

¿Y si a mí no me diera la gana

De que fueras del brazo con él?

Pues me iría con él de verbena.

 

Y a los toros de Carabanchel.

 

¡¡¡A disfrutarlo Tenedores!!!

Nos vemos por allí 😉 

 

Photo credits:

<a href=»http://www.flickr.com/photos/13294033@N04/6038426798″>[La Paloma] Mantones de Manila</a> via <a href=»http://photopin.com»>photopin</a> <a href=»https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/»>(license)</a>

<a href=»http://www.flickr.com/photos/21421210@N04/2087045376″>Madrid</a> via <a href=»http://photopin.com»>photopin</a> <a href=»https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/»>(license)</a>