24-06-2016

Food y Copas Terrazas Madrid

Una de las últimas en llegar a la capital ha sido Fábula Garden, la nueva terraza del hotel Miguel Ángel.

Un espectacular espacio en un amplio patio interior, repleto de flores y frondosas plantas, con cuidados detalles en cada uno de sus ambientes y un moderno mobiliario blanco impoluto. Un sosegado refugio en pleno centro de Madrid. Un rincón para el relax que, a medida que avanza la noche, se convierte en un lugar ideal para tomar una copa.

Antes proponen una cena a base de picoteo, raciones de jamón, quesos, anchoas, o platos como humus o brandada de bacalao que rondan los 10 euros, el mismo precio de las copas. También elaboran smoothies de frutas naturales, cócteles y tienen una amplia carta de champagnes.

 

Terraza Fábula Garden

 

Esta nueva terraza tiene una hermana mayor que ya es todo un clásico, Fábula Buey & Champagne Canal, ubicada dentro del campo de golf de Canal de Isabel II, perfecto si buscamos una terraza tranquila con un ambiente elegante. Un espacio versátil que, dependiendo de la hora y el rincón que escojamos, será una buena elección para una cena romántica en pareja, una divertida quedada de amigos e incluso una cena de trabajo.

Su dos productos estrella son el champagne y la carne de buey, en concreto las hamburguesas. Elaboran hamburguesas en tamaños que van desde las mini, a otras de 100 gramos, hasta su versión XL de 300 gramos. Tienen diferentes versiones, una argentina acompañada de chimichurri, otra de estilo japonés con brotes de soja y alga wakame, la italiana con parmesano y rúcula, e incluso una gourmet con foi y Pedro Ximénez.

En cuanto al champagne tienen decenas de referencias por copas y por supuesto botella. Por 8 euros podemos disfrutar de una copa de Mumm Cordon Brut o de su versión rosé.

 

Fábula buey y champagne-Mini hamburguesas

 

Por suerte en Madrid aún quedan rincones por descubrir, y siempre hay algunos que nos sorprenderán… Cerca del Puente de Segovia, zigzaguean unas callejuelas tranquilas, donde uno se olvida de que está en la bulliciosa capital, un Madrid antiguo, castizo, acogedor y cercano. En uno de estos rincones se esconde la terraza de Korgui Bar Gastronomico, un restaurante informal donde siempre hay buen ambiente.

Tiene una carta de picoteo con guiños internacionales cuyas propuestas van desde la tempura de verduras o langostinos, los rollitos, el provolone o las broquetas yakitori en los entrantes. Mientras una de sus especialidades son los tacos, que hacen en diferentes versiones, de pato, cochinillo asado, fajitas de atún, de pulpo o pita de cordero. Y entre sus platos principales tienen tartar de atún, ceviche, crujiente de cordero a la musaka o flautas de bacalao.

Para acompañar, una cerveza fresquita o un vino y después podemos alargar la velada tomando una copa.

 

korgui-bar-gastronomico-terraza-korgui-0d632

 

Otra de las que ha llegado este año y lo ha hecho pisando fuerte es PARACAIDISTA (C/de la Palma 10). Es más que una terraza porque el local está dividido en varias plantas con diferentes locales; el sótano es un peculiar cine, la planta que da a la calle es un original café, la primera y segunda son una tienda de objetos de diseño, y la tercera es el bar ‘Cubanismo’. Éste nos transportará a un ambiente colonial, al exotismo del Caribe… o hasta donde la imaginación nos lleve con sus cócteles y peculiar decoración.

En ‘El Paracaidista’ puede comprarse desde un libro a una original lámpara, un monopatín o unos modernos zapatos. Tienen diferentes marcas que compran directamente a fabricantes y productores. Se trata de un original proyecto ubicado en un singular y precioso palacete reformado de estilo neoclásico en pleno Malasaña. Un lugar donde se puede comprar la decoración que lo compone, tomar una caña, unas tapas, leer un libro tranquilamente o ver una exposición, ideal para los jóvenes más trendy de la capital. La última planta alberga además una gran terraza con mesas corridas donde se puede pedir un picoteo informal, desde una pizza vegetariana a una brocheta de pollo teriyaki.

 

Por supuesto, tenemos terrazas para todos los públicos, edades, precios, y tipos de encuentros.

La azotea del museo Thyssen alberga El Mirador del Thyssen que durante los meses de julio y agosto nos da la posibilidad de una cena clásica, romántica y elegante en un especial lugar.

 

El Mirador del Thyssen

 

Tartan Roof, en la azotea del Círculo de Bellas Artes, nos ofrece las vistas de un Madrid diferente, de sus señoriales cúpulas y tejados. Un sitio perfecto para cenar  y tomar una copa con música y buenas vistas.

 

Otra terraza que en poco tiempo se ha  hecho un éxito de la noche madrileña es Gymage Lounge Resort, una azotea en plena zona de Tribunal. Con césped artificial, ambiente chill-out, modernos muebles blancos y zona de copas y restaurante.

 

gymage-lounge-resort-vista-sala-3ab0d

 

Y por último, para los más futboleros y sobre todo los madridistas, ya está abierta TRZ, para tomar una copa y picar algo dentro del estadio Santiago Bernabéu.

 

El verano no ha hecho más que empezar ‘Tenedores’, así que a disfrutar de la noche madrileña.

 

Sigue a Inés Romera en:
Twitter @InesRomera_ 
e Instagram inesromera 
Conoce sus trabajos a través de su web http://inesromera.com/