04-02-2015

¿Por qué fracasan las dietas? .III.

Hoy día, poco más de 602 millones de adultos en el mundo padecen problemas relacionados con la obesidad. Desde coronarios, hipertensión, diabetes y algunos tipos de cáncer.

111Y esto no es lo más triste. Lo más preocupante es que si vamos a los datos de la OMS, veremos como la epidemia de la obesidad seguirá creciendo en los próximos años, y no hay ningún indicio que esto vaya a solucionarse. Los casos de diabetes se van a multiplicar y cada vez aparecerán en edades más tempranas. Por no hablar de las otras patologías asociadas. Una pena de panorama en nuestra salud mundial. El mundo esta gordo. El mundo esta enfermo.

222

 

Ante esta lamentable situación nuestro gobierno nos da la espalda, la epidemia de la obesidad es una negación por parte del gobierno y por parte del paciente.

El gobierno no se molesta en dar consejos de salud. No invierte dinero en políticas de salud, no incorpora la figura del Dietista- nutricionista en la sanidad, fomenta y participa en llenar los supermercados de alimentos muy calóricos y con poco valor nutricional. La industria se ha hecho con el mando del marketing y la mayoría de estudios científicos están pagados por ellos. En la TV sólo se anuncian dietas milagro y productos que prometen pérdidas de peso en poco tiempo. Ahora son los famosos los que se dedican a aconsejar lo que tenemos que comer. Y lo peor de todo es que la gente se cree lo que ve en la TV.

 

Y a  todo este terrible panorama hay que sumar que la palabra “Dieta” se ha contaminado. Para la mayoría de las personas esta palabra tiene una connotación negativa. Hacer dieta en la mayoría de los casos esta asociado a sacrificio, pasar hambre, poca o nula vida social…en fin! Normal que muchas personas no quieran hacer dieta. ¿Pero quién es el responsable que hayamos llegado hasta aquí?

Yo sinceramente no sé quién es el responsable, ni siquiera pienso que sólo haya una única causa. Considero que todos en mayor o menos medida hemos y estamos contribuyendo a este problema.

 

descarga

 

En estos casos, y como parte implicada me gusta más mirar hacia adentro que hacia fuera para encontrar respuestas. Y en mi caso, haciéndome una autocritica no me siento orgullosa de mi aportación hasta el momento en este problema. Reconozco que la forma de abordar la obesidad desde un punto de vista únicamente dietético no es lo mejor ni para el paciente ni para la salud a largo plazo. Debemos de cambiar nuestra visión, debemos de abrir nuestras mentes y dejar atrás las pirámides, las dietas con nombre, los macro y micronutrientes. Debemos de dejar de valorar los resultados a corto plazo basados en el peso y comenzar a fijarnos en un objetivo, el cambio de hábitos a largo plazo.

Necesitamos otro modelo, otra metodología para abordar el problema de forma integral. Necesitamos trabajar conjuntamente con, psicólogos, preparadores físicos, cocineros, fisioterapeutas, pacientes, todos juntos caminando en una misma dirección.

 

Ya sabemos que el gobierno nos da la espalda ante este problema. Y nos deja indefensos a nosotros como profesionales de la salud que no podemos intervenir desde la sanidad, y al paciente que le priva de una educación nutricional. Pero…..  ¿Y los profesionales de la salud? ¿Qué estamos haciendo ante esta situación? ¿Estamos seguros que la obesidad es un problema dietético? O ¿estamos haciendo un diagnóstico equivocado y aplicando medidas equivocadas?

Para conocer un poco más cómo ven los profesionales de la salud este problema, hoy he invitado a varios de ellos, entre los que se encuentran dietistas- nutricionistas, preparadores físicos, psicólogos, pacientes, todos ellos muy buenos amigos y grandes profesionales que nos darán su visión. A todos ellos, les he hecho la misma pregunta; ¿Por qué fracasan las dietas?

Y aquí tenemos sus respuestas….

 

Óscar Picazo

Las dietas fracasan no porque nutricionalmente no sean efectivas si están bien diseñadas, y hay distintas formas de obtener el mismo objetivo. Sin embargo, son otro tipo de factores los que hacen que con el tiempo, se abandone esa dieta. Por una parte están las preferencias individuales del sujeto, que si no son respetadas, pueden abocar al abandono. Por otra, la imposibilidad de llevarla a cabo por distintos factores: económicos, laborales, sociales, del entorno familiar, etc. Y muy importante, por la predisposición del sujeto, sus objetivos (normalmente cortoplacistas), y la dificultad de cambiar día a día el hábito en una lucha entre lo que se sabe es más saludable, y lo que encontramos más apetecible (y de eso sabe mucho la industria para hacer los alimentos más «palatables»). El trabajo multidisciplinar con el psicólogo es muy importante.

 

Lucia Martínez

En mi opinión las dietas fracasan por muchos motivos. Los principales creo que son por un mal enfoque profesional (dietas de cajón, dietas milagro, dietas restrictivas) y por ese vicio que existe de «hago 3 meses de dietas y vuelvo a lo de antes» en lugar de plantear un cambio de estilo de vida. Esto es estimulado muchas veces por las «dietas con nombre», las dietas con productos y similares, que no son mantenibles de por vida.

 

descarga

 

Además también está el factor de que una dieta es el 80% trabajo del paciente. Se precisa esfuerzo y ganas de cambiar, esa motivación muchas veces falla a pesar del empeño que pueda poner el profesional. Yo puedo ser la mejor dietista del mundo, que si el paciente no pone su parte, no sirve absolutamente de nada.

 

Noelia Rojo

¿Por qué fracasan las dietas?, desde mi punto de vista por dos razones: en muchas ocasiones utilizamos la comida para satisfacer otras necesidades por lo que cuando en una dieta te dicen que no puedes comer ciertos alimentos (que son los que utilizamos para aliviar esas necesidades) nos genera ansiedad y, por lo tanto comemos más y entonces nos encontramos peor. Y necesitamos más!!.. y en segundo lugar porque queremos los resultados ya, no tenemos paciencia para empezar con una dieta y esperar el tiempo que requiere para adelgazar con salud y nos vamos a las dietas que te hacen perder 1kg/ semana y que claro en cuanto la dejas coges 3 kg.

 

Lucia Redondo

No tiene ningún sentido seguir unas pautas dietéticas extractas, con pesos, medidas y kilocalorías. Es «pan para hoy y hambre para mañana».

Internet, pero también nutricionistas, dietistas, médicos y terapeutas nos enseñan comer a través de dietas basadas en cantidades exactas de alimentos, «cuadrando» kilocalorías…. ¡qué gran error! Me resulta ridículo pensar que el problema de la obesidad se reduce a encontrar «LA DIETA». Para cambiar de forma de comer necesitamos dos cosas:

– Más psicología y herramientas de motivación. La elección de los alimentos viene determinada principalmente por nuestro sistema emocional, no racional.

– No hablar de «Dietas», si no de «Hábitos de vida». En relación a la comida, los esfuerzos se deberían centrar en el tipo y la CALIDAD de los alimentos, no en cantidades. Hay que alejarse de dietas «modelo» tipo pirámide y recomendaciones oficiales, ya que están tremendamente influenciadas por la industria alimentaria.

 

descarga

 

Necesitamos enseñar a comer a las personas, enseñar a cocinar, conseguir cambios de hábitos de vida, necesitamos MOTIVAR a las personas a que cambien, que se muevan, que no tomen tantos medicamentos, que tengan contacto con la naturaleza, que se rían, que disfruten… y que coman ALIMENTOS.

 

Javier Butragueño

Las dietas como normalmente todo lo que fracasa no tiene una sola respuesta. Personalmente creo que falla la educación que hemos tenido durante mucho tiempo (Ej: no dejes nada en el plato, cuando el plato está a rebosar), el marketing que hacen llegar a las personas mensajes de «pierde peso de manera rápida y eficaz», algo que nunca a funcionado ni existido. El profesional (nutricionista, entrenadores, psicólogos y médicos), que piensa que la culpa es de la persona y no hace una autocrítica pensando que a lo mejor quien no está preparado para ayudar a esas personal es él mismo. ¿Alguna vez se han parado y han sido empáticos con las personas? ¿alguna vez ha hecho herramientas que sirvan para ayudar de verdad a las personas? o simplemente es más fácil echar las culpa a la persona que necesita ayuda. Claro, la respuesta será » es que no se dejan ayudar», mentira, es que no sabemos cómo. Las dietas no fracasan, ellas cumplen su función, quien fracasa son los que están detrás de ellas.

 

Antonio Jesús Oliver

1.- Mala valoración del paciente 2.- No se escucha al paciente 3.- Mismo método para todos, por lo tanto nos olvidamos de la personalización 4.- Planificamos dietas «perfectas» para pacientes «perfectos» y eso no existe 5.- Dejamos la psicología, la motivación y la actividad física en un segundo plano. 6.- Y para terminar, tenemos poca visión de futuro y a veces nos olvidamos que lo importante es enseñar.

 

descarga

 

Jesús Sanchis

El principal problema por el que no funcionan es precisamente por su nombre «dieta». Hay una asociación negativa para las miles de personas que se ponen a «dieta» cada pocos meses, cada años, a lo largo de años y años. Entienden que al final hay fracaso… Educación alimentaria, concienciación y educación nutricional, educación emocional… Nuevos abordajes, nuevas metodologías… Nada de pirámides, nada de poquito de… Nada de menos plato y más zapato., nada de come de todo en plato pequeño. Esto aburre, cansa y el tiempo ha demostrado y sigue demostrando que fracasa.

ESTUPIDEZ: «Hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes» Albert Einstein

 

Elena P. Rueda

Establecimiento de objetivos inalcanzables, en cuanto a resultados finales y velocidad de consecución, pueden ser propuestos por el profesional, o por la propia persona que siempre quiera mucho en poco tiempo. Falta de adecuación del plan alimentario con el tipo de vida de la persona. Falta de comprensión sobre la historia metabólica de la persona, es decir si tu paciente lleva varias dietas con bajadas de peso, la perspectiva es diferente de la primera vez que hizo una dieta. No entender y hacer entender que el ser humano que tenemos delante es como es, y hay que mejorar el punto de partida, instaurando nuevos hábitos que puedan ser mantenidos en el tiempo. Hay que enseñar a ser flexibles con uno mismo para aprender a sortearse en distintos ámbitos, comprendiendo que es lo importante. No dar pautas de comida rica y sabrosa. Aparte de lo que tu ya sabes, tiene que ser fácil, sabroso, saludable, y comer alegría.

 

ventas

 

Alfonso Méndez

El papel de las expectativas es fundamental. Nos creamos metas muy distantes y difíciles de conseguir en poco tiempo y nos desanimamos cuando vemos que no estamos cumpliendo con nuestro objetivo. Es normal que nuestra motivación se desvanezca. Al principio las personas tienen una motivación muy alta. Se pierden los primeros kilos pero el sacrificio cada vez va siendo más grande.

Es difícil mantener esa motivación porque ponerse a dieta significa hacer sacrificios que están seguidos por consecuencias inmediatas negativas (como puede ser pasar un poco de hambre, no comer lo que a uno le gusta,…) y por consecuencias diferidas positivas (mejorar la salud, perdida de grasa corporal, mejorar la figura,…). Pero solo tienen efecto las consecuencias inmediatas (en este caso  las negativas) que son las que atribuimos al sacrificio que estamos haciendo.

Una parte fundamental del programa es la auto observación. Yo les recomendaría que revisaran su conducta a la hora de comer, que registren todos los alimentos que ingieren, a qué hora, donde se ha producido, que estados de ánimo estaban asociados a ese momento y que comiencen por ahí su trabajo de auto exploración.

Después de leer todas interesantes respuestas, ahora nos queda hacer una reflexión personal cada uno. Y decidir, ¿qué puedo hacer yo?

Esta claro que debemos cambiar de paradigma, debemos de empezar a tratar la obesidad de manera integral e interdisciplinar (todo en equipo). Debemos enseñar a las personas a saber defenderse de la industria y la propaganda barata, y para ello, la mejor arma es el CONOCIMIENTO, así que debemos enseñar a saber elegir.

 

222


Debemos trabajar todos en equipo para conseguir que las personas se diviertan mientras aprender y entienden que no se trata de una “dieta” , se trata de aprender buenos hábitos saludables que nos duren largo plazo.

Y por nuestra parte como profesionales está en nuestra responsabilidad enseñar a cada persona que la “dieta” es única para cada uno, que debemos adaptarla a los gustos de cada persona, a su cultura, a su disponibilidad, a su economía, a su tiempo, a su vida social.

Debemos conseguir trabajar en esta línea y motivar a las personas, si no, seguiremos fracasando. Necesitamos un nuevo modelo, una nueva metodología.

 

ventas

 

Yo estoy convencida que podemos hacer mucho más de lo que estamos haciendo. Si comenzamos a trabajar unidos, podemos conseguir mejores resultados. Compartiendo, colaborando, cooperando y consiguiendo entre todos cambiar las cosas.

Mi deseo ahora mismo es conseguir unirnos todos los profesionales de la salud, y comenzar a trabajar de otra manera, conectar ideas, personas. Hacer que comer sea algo divertido, aprendiendo a cocinar, aprendiendo a comprar en los mercados, haciendo actividades de grupo para fomentar el deporte, incluir la psicología como parte del proceso. En fin, miles de posibilidades que aún están por inventarse y que ahora más que nunca podemos hacer que esto comience a ser una realidad. Juntos. Unidos. Enfocándonos en un objetivo común, ayudar a las personas a saber comer e incorporar hábitos saludables que les duren toda la vida.

 

Si tú también eres de los que tienes este deseo, y crees que las cosas se pueden hacer de otra manera, sí estás dispuesto a unirte te invitamos a unirte a la #TeamPropuesta que se celebrará el próximo 13 de febrero en Madrid. Nos reuniremos todos los profesionales de la salud para comenzar a dialogar y encontrar soluciones.

 

¡Nos vemos pronto para comenzar a remar juntos!

P.D: Agradezco a todos mis amigos y grandes profesionales que me han ayudado a escribir este post y has aportado algo de luz a este problema con sus sabias respuestas.

 

¡Si quieres saber más sobre Mª José Tenedor, no te pierdas sus últimas noticias y síguela en su blog y en Twitter!
@MTenedor
http://www.mariajosetenedor.com/