14-05-2013

¡Nos vamos a la verbena de San Isidro!

¡Las fiestas de San Isidro ya están aquí! Desde eltenedor.es hemos querido investigar sobre esta festividad y compartir con vosotros lo que hemos encontrado, haciendo especial énfasis en nuestros datos preferidos: los gastronómicos.

Un poco de historia…

San Isidro vivió en la capital en torno al año 1100, donde trabajaba de labrador de unos nobles. Por eso además de ser el patrón de Madrid es el patrón universal de los agricultores, celebrándose el 15 de mayo en prácticamente todos los continentes. Su fama milagrera viene de que, siendo un hombre muy piadoso,  siempre pasaba por la iglesia antes de ir a trabajar. Esto hizo que el resto de labriegos se quejaran al patrón de que llegaba tarde a trabajar. El patrón decidió espiarlo una mañana y, efectivamente, vio que llegaba con retraso. Pero cuando fue a echarle la bronca por no hacer la parte del trabajo que le correspondía, pudo observar asombrado como los bueyes estaban haciendo el trabajo por él dirigidos por una cuadrilla de esforzados angelillos.

San Isidro

Este episodio pudo haber hecho pasar al santo como el patrón de los perezosos, pero enseguida se hizo famoso entre los madrileños por ser un hombre que continuamente se preocupaba y trabajaba por los demás sin prestar atención a sus propias necesidades. Su segundo milagro más famoso ocurrió una vez que su hijo cayó en un pozo y San Isidro consiguió hacer que subieran las aguas hasta poder rescatarlo. Después de muerto se le siguieron asignando numerosos milagros, siendo los más importantes el hacer que llueva en épocas de sequía, cuando excepcionalmente sacan su imagen en procesión.

Imagen San Isidro

Su clase humilde y trabajadora, enseguida hizo que se volviera uno de los santos más populares entre los madrileños, que terminaron convirtiéndole en su patrón. Y por eso entorno al 15 de mayo, se celebran numerosos eventos festivos y culturales, como procesiones, verbenas y actuaciones. Que culminan con la romería a la Pradera de San Isidro, donde numerosas familias acuden a comer el día de la festividad.

San Isidro

Especialidades gastronómicas…

El 15 de mayo tiene también mucha relación con la alimentación. Las familias suelen ir a la Pradera de San Isidro cargados de tortillas para disfrutar al aire libre. Pero allí también se pueden encontrar numerosos puestos con especialidades gastronómicas madrileñas dulces y saladas.

Entre las saladas podemos destacar los puestos que ofrecen el plato estrella de la gastronomía madrileña: el cocido. También es curioso observar como las especialidades de la capital giran en torno a la comida rápida de taberna. Triunfando los fritos como la citada tortilla de patatas, los calamares, las bravas y las gallinejas o los entresijos (estos últimos es mejor disfrutarlos sin indagar mucho en sus orígenes). Otro producto de quiosco, que se come mucho este día como picoteo, son los altramuces.

Entre los dulces, además de los castizos churros, el plato estrella del día son las rosquillas. Que se dividen en distintos tipos según sus ingredientes, preparación y presentación:

Rosquillas
•    Las rosquillas tontas y listas: denominadas así según su acabado final. Las tontas son simplemente la masa y las listas se bañan en azúcar fondant con  sirope de azúcar, zumo de limón y huevo batido.

•    Las rosquillas francesas: como las anteriores, pero aderezadas además con trozos de almendra.

Rosquillas Francesas

•    Las rosquillas de Santa Clara: que originalmente hacían las monjas de este convento con el fin de sacar dinero para obras de caridad. Son elaboradas a base de una masa de aceite de oliva y anís que finalmente se recubre de un merengue seco.

•    Los roscos del santo: muy parecidas a las rosquillas tontas y listas, pero a diferencia de todas las anteriores estas rosquillas tienen agujero.

Otro dulce que siempre acompaña las fiestas en Madrid son los barquillos. Una hoja delgada de pasta, hecha con harina sin levadura, azúcar o miel y, por lo común, canela. Su origen son las obleas de misa, pero estas se doblan en forma de barco o canutillo. Se suelen vender por los barquilleros, que las llevan en unos cilindros con una ruleta encima, en las que antes te podías jugar el número de barquillos que podían tocarte.

Barquillos
Para beber, las rosquillas se suelen acompañar de vino blanco. Pero el día 15 también se suele beber el agua que sale de la Fuente del Santo. Un manantial que brota junto a la pradera y se supone que abrió el propio San Isidro con una aguijada un año de sequía. Afirman que es un agua muy milagrera que cura un montón de males.

Chotis

De restaurantes…

Ir de picnic a la pradera es un plan que no te puedes perder. Pero además, estos son unos días estupendos para disfrutar de la mejor gastronomía madrileña en una selección de restaurantes castizos que hemos seleccionado para ti. Entre ellos podemos resaltar el restaurante Bula, con su cocido en cuenco de barro (como debe ser) o el rabo de toro (un plato muy típico también de estas fechas que coinciden con el festival taurino más importante del mundo: la Feria de San Isidro); otro típico restaurante, con una castiza ubicación, es La Plaza de Chamberí, especializado en platos tradicionales de cuchara de nuestra ciudad; o el restaurante La Bola, representante de lo que es un verdadero restaurante madrileño y con un cocido de escándalo. Estos son un ejemplo, pero tenemos un montón de restaurantes de tradición local y castellana y con unas promociones muy interesantes. Más sugerencias  aquí.

Cocido
En muchos de ellos podrás descubrir que hay tantas formas de preparar, y sobre todo servir, el cocido como cocineros que lo preparan. Tú de qué clase eres… ¿mezclas la sopa y los garbanzos? ¿haces tres o cuatro vuelcos? Y al día siguiente ¿aprovechas los restos para croquetas o algún otro plato de restos de cocido? ¡Cuéntanoslo!

Fotos: Andi y su desván; Gomni; Basilio; Tamorlan; aleph.pukk