04-05-2018

Los mejores restaurantes para el Día de la Madre en Madrid

Este finde toca mimar a mamá y como ella siempre se merece lo mejor, nuestra colaboradora Triana Ocete nos trae una lista de restaurantes para celebrar el Día de la madre con la mejor gastronomía ¡Tomad nota!

 

Para las más clásicas: La Vaca y la Huerta

Ser fiel a los principios gastronómicos como es el cuidado del producto, el respeto a las recetas clásicas y a la dieta saludable son aspectos que una mamá clásica y con principios no puede pasar por alto. Por esta razón, el restaurante La Vaca y la Huerta nos ofrece la oportunidad de agasajar a nuestra madre con los clásicos que nunca mueren pero con un toque diferente en cada una de sus creaciones, eso sí, respetando el producto y la temporalidad del mismo.

Alcachofas  naturales  confitadas  en  flor  con  aceite  arbequina, Ensalada  de  Burratina  con  pamplinas  y  pesto  de  tomate  seco; la coliflor a la importancia o una de sus especilidades más demandadas u carne de vaca rubia gallega de la mano de Discarlux (de entre 5 a 8 años de edad y con una maduración superior a los 40 días), es la elección ganadora que nos propone Fernando  de  la  Roza  y  Ángel  Marugán, gerentes del restaurante, para no fallar en un día tan especial.

El buen servicio y la buena mesa conviven con una decoración limpia y sencilla que inspira un ambiente relajado y cálido, sin agentes externos que repercutan en la decisión final: comer productos de calidad maridados con un excelente servicio.

 

Para las más sofisticadas: Antoinette

Se ha convertido en la nueva joya de la zona de Callao, en el centro de Madrid. Una brasserie francesa que nos traslada a los salones burgueses de un París elegante y refinado a través de su cuidada y llamativa decoración (con diferentes salas) y con sus platos de una cocina francesa muy ligada al vanguardismo. Su objetivo principal es ser la embajada del sabor francés con platos clásicos que el chef Jean-Jacques Payel y su equipo elaboran a diario, como la sopa sopa de cebolla con Emmental gratinado y pan tostado o el mítico Boeuf Bourguignon (ragú de buey al estilo tradicional con patatas al vapor torneadas) además de poder encontrar platos fuera de carta producto del incansable afán de creación del chef.

Sin duda alguna el espacio hace que la experiencia sea única y que por unas horas te traslades a una braserrie francesa donde prima el terciopelo, los papeles estampados y el latón donde el denominador común es el glamour refinado, pero, además de la decoración lo hace especial el espectaculo a la vista de todos los comensales de la elaboración de los platos que forman a la carta que el chef y su equipo, con una cocina abierta sin limitaciones, deciden regalar para que todos los asistentes puedan ver la elaboración de sus creaciones y el emplatado final. También se une a esta moda el barman que marida los platos más clasicos con los cócteles más modernos basada en una elaboración propia de la casa.

 

Para las más coquetas: Tablafina

Se trata de la nueva propuesta culinaria del hotal NH Nacional en Madrid dentro de la nueva estrategia de todo el grupo hotelero de incentivar sus espacios gastronómicos con propuestas frescas y atractivas que ayuden a eliminar las barreras que en muchas ocasiones se crean de cara a comer/cenar en el restaurante de un hotel.

El restaurante de Tablafina está vestido por unas amplias cristaleras que reflejan una de las zonas más emblemáticas de la capital madrileña y está enfocado a acercar al público el concepto de picar y de compartir, especialmente enmarcado en la cercanía del restaurante con la estación de Atocha que ayudará a que los visitantes puedan degustar platos muy castizos de forma rápida pero sin perder la esencia del buen producto.

Latas de conserva, una vermutería, gastrobocadillos y una selección de quesos  elaborada por Abel Valdebebas son los pilares fundamentales de una carta elejida producto a producto. Los más destacados son su peculiar forma de presentar el mítico bocadillo de calamares, una ensaladilla de atún en corteza de trigo o el imprescindible cocido madrileño. Eso si, no puedes irte de allí sin dejar que el equipo de sala (servicial y con un trato muy personalizado), te oriente según tus gustos sobre como elaborar tu tabla de queso.

 

Para las más modernas: La Cocina de San Antón

Tocar el cielo con las manos cada vez es mas real desde que la terraza de la Cocina de San Ánton, en el Mercado de San Antón, abrió sus puertas y lo lleno de vida con sus colorido y sus plantas. Ninguna madre podrá resistirse a emocionarse si se encuentra celebrando su día en una terraza de 300 metros cuadrados en lo más alto de Madrid en uno de sus barrios más queridos, Chueca. Además, ahora los domingos presentan un Ginbrunch que hará las delicias de las madres más divertidas.

EL Brucnh está compuesto por una bandeja sobre la que se combinan huevos de corral con patatas fritas cubiertos de lonchas de jamón Cinco Jotas de bellota 100% ibérico cortadas a mano en el momento. Además, deliciosas tostas de pan de centeno horneadas allí mismo y acompañadas de crema batida de guacamole con semillas de lino, chía y calabaza, así como de queso fresco cremoso y delicadas lonchas de salmón ahumado. La parte dulce la pone un rico tarrito de yogurt natural cremoso con miel de la Alcarria, muesli y frutos rojos. Café o té y zumo de naranja están, asimismo, incluidos. Pero si estamos hablando de celebración, que mejor que un gin tonic personalizado para ir abriendo boca para la comida.

La propuesta sugiere comenzar o terminar este brunch con un refrescante gin tonic de Nordés que el barman elaborará entre diferentes combinaciones seleccionadas a gusto del propio consumidor, que puede decantarse personalmente entre seis tipos de botánicos, más de ocho variedades de frutas de temporada y cinco clases de tónicas.

 

 

Si quieres conocer más de Triana Ocete, síguela en:

Twitter

Instagram