Cómo organizar un restaurante
15-01-2020

¿Cómo organizar y ordenar un restaurante?

Una deliciosa comida y una buena experiencia para el cliente son los dos eslabones más visibles, pero no los únicos, de un negocio de hostelería bien estructurado. Es muy importante contar con herramientas, prácticas y un equipo que permitan que tu restaurante funcione a la perfección. Hoy vamos a darte algunos consejos sobre cómo organizar un restaurante y que tu negocio sea una máquina perfectamente engrasada.

Usa una app para el proces de contrataciones

Dentro del (a veces tortuoso) proceso de contrataciones, una buena app para buscar trabajo permite a los restauradores encontrar el candidato que mejor se adapta a sus necesidades de manera rápida y sencilla.

Este tipo de aplicaciones tiene muchas ventajas, ya que permite hacer búsquedas muy minuciosas, publicar ofertas de trabajo gratis, chatear con los candidatos que hayas preseleccionado y contratarles de forma rápida y sencilla. Usar herramientas de este tipo te ahorra dinero, tiempo y quebraderos de cabeza.

Planifica bien el papel de los trabajadores

Para que un restaurante funcione adecuadamente, los roles de todos sus miembros deben estar bien organizados y definidos. A la hora de poner un anuncio en el que expliques que se necesita ayudante de cocina, será muy positivo que puedas explicarle al aspirante lo mejor posible en qué va a consistir su trabajo.

Para ello, tendrás que tener claro el horario, el tipo de contrato que se ofrece, el perfil de persona que necesitas (sobre todo en sitios especializados) y lo que se espera de la nueva incorporación. Cuanto más exhaustivo seas al explicarlo en la oferta de trabajo, y en la entrevista, más posibilidades tienes de acertar.

Diseña tu equipo

Un restaurante con poco personal es tan ineficiente como uno donde la plantilla esté sobredimensionada.

Antes de contratar, planifica tus necesidades tanto en sala como en gerencia, de forma que el trabajo quede bien repartido.

Es muy imporante también, cómo organizar la cocina de un restaurante, los puestos, las necesidades y los diferente perfiles.

Una plantilla saturada genera mal ambiente y difícilmente será capaz de trabajar correctamente mucho tiempo. Por otro lado, un restaurante con cocineros y camareros con poco trabajo da mala imagen, desmotiva a sus empleados y no es rentable.

Motiva a tus empleados

Los trabajadores de un restaurante son los pies y las manos del negocio. Por ello, motivar a tus empleados, valorarlos, darles una formación continua y escuchar sus necesidades es imprescindible y mejorará la calidad en todos los ámbitos. También resulta fundamental que, a la hora de organizar tu restaurante, cada empleado sea consciente de su función y de la jerarquía. De esta manera, evitarás muchos conflictos.

Escucha, escucha y escucha

La gastronomía está de moda. Se abren tantos restaurantes, a veces con una filosofía tan similar, que es imprescindible conocer todas las sugerencias y opiniones posibles. Las redes sociales son una buena herramienta para tomar el pulso de la calle. En cualquier caso, hablar en persona con tus comensales, preguntarles, estar atentos a sus necesidades y cultivar el cara a cara es más importante que nunca.

Y siempre, siempre, dialoga con tu equipo: tus empleados cuentan con experiencia, ideas propias valiosas y estarán encantados de saber que su opinión puede serte útil. A veces la respuesta está más cerca de lo que crees.

Ahora ya sabes como organizar un restaurante, ¿te atreves?.