19-09-2017

Phil González: ‘Instagram. Mucho más que fotos’

“La hostelería tiene en Instagram una herramienta brutal para hacer marketing digital”

Afincado en España desde 1994, Philippe González es el artífice de Instagramers, una comunidad que se desarrolla en la red social Instagram con, hasta el momento, 500 grupos en 80 países, y con la que este francés, criado en París e hijo de emigrantes españoles, se ha propuesto crear un mundo físico a través de un mundo virtual. Formado en el ámbito del comercio y el marketing en París, González asegura que Instagram “crea vínculos emocionales a través de la fotografía y es un remedio para la soledad, una enfermedad de nuestra sociedad actual”.

Autor del libro ‘Instagram. Mucho más que fotos’, González, también asesor de marketing para empresas, sostiene que Instagram es una herramienta brutal para que cualquier empresa, también las del sector hostelero, hagan marketing digital y “puedan crecer sin pagar de forma rápida y barata”. Eso sí, no de cualquier forma. “Estar en Instagram es un trabajo de hormiguita, todos los días hay que dedicarle un poquito de tiempo, y en la hostelería española falta constancia tanto en el tipo de foto y calidad de los contenidos como en la frecuencia con la que eso se hace”. Inmerso en la promoción de su libro y con la mente puesta en la elaboración de otros dos que verán la luz en 2018, González afirma sin duda alguna que “Instagram es un ecosistema de entretenimiento y que, frente a Facebook, es más instantáneo, más fresco, más real, más genuino y menos pensado”.

Gema Boiza @GemaBoiza

 

-¿Cómo nació Instagramers?

La idea de Instagramers partió de un blog que monté para ayudar a entender qué era y cómo funcionaba Instagram, esa aplicación que nació en 2010 siendo como un Twitter con fotos. En cuanto empecé a usarla tuve la intuición de que iba a ser un éxito por la ilusión que le hacía a la gente contar su vida en esa red. Después del blog empecé a organizar quedadas de usuarios de Instagram. Aquello empezó a crecer cuando se corrió la voz y fue así como nació Instagramers.

-¿Cuál es el objetivo de Instagramers?

Crear un mundo físico a través de un mundo virtual. Con Instagramers quise crear pequeñas comunidades de fans a nivel local a partir de Instagram, grupos donde no existen obligaciones contractuales, sino una filosofía sencilla que es llevar Instagram fuera de la aplicación para que la gente pueda conocerse en el mundo real y organizar actividades culturales como quedadas fotográficas, exposiciones culturales… La red se ha ido desarrollando por todo el mundo y hoy ya cuenta con 500 grupos en 80 países.

 

Phil González, creador de Instagramers y autor del libro Instagram.Mucho más que fotos.
Phil González – Instameet

 

-¿Qué tiene de diferente Instagram a otras redes sociales?

Instagram es diferente a Facebook, que es un medio de comunicación para gente que ya se conocía. El gran cambio entre Facebook e Instagram es que Instagram es sólo móvil, es más instantáneo, más fresco, más real, más genuino, menos pensado. Instagram también es diferente a Twitter. Es verdad que Twitter cambió el concepto que teníamos de las redes, con gente que contaba cosas de forma más temática. En Twitter empezó a haber movimientos de quedadas de tuiteros, sobre todo muy vinculados a la tecnología. Instagram, sin embargo, creó unos vínculos mucho más emocionales a través de la fotografía. La gente vio que podía hacer fotos, y hacerlas artísticas, y con ellas descubrir a gente que no conocía a través de esas fotos. Hay amantes del retrato, del blanco y negro, del amor ¡hemos hecho hasta parejas!, de los viajes…

-¿Qué es Instagram para Philippe González? 

Para mí ha sido una revolución social fotográfica y… si me pongo más intenso, el remedio a la soledad, que es una enfermedad de esta sociedad. Hay mucho soltero, viudo o separado que conecta con gente a través de Instagram. Instagram se ha convertido en una nueva forma de entretenimiento que no existía hasta ahora. Antes nos poníamos delante de la tele, ahora delante de Instagram.

-¿Cómo ha cambiado Instagram el mundo de la fotografía?

Para la fotografía Instagram ha sido una revolución. La fotografía móvil ya existía gracias a los teléfonos, pero Instagram fue el motor del cambio, porque facilitaba compartir y editar fotos en unos segundos. Instagram ha sido el dinamizador del uso de la fotografía móvil.

-¿Y el de la empresa?

La empresa ha tardado mucho en unirse a Instagram, aunque poco a poco se ha ido dando cuenta de que la fotografía y el vídeo son fundamentales en la comunicación de los valores.

-¿Cómo es España en lo relativo al uso de Instagram? ¿Vamos por delante, igual o por detrás de nuestros vecinos europeos?

Se manejan datos que cifran en ocho millones los usuarios que hay de esta red en España. Yo siempre he visto que España estaba muy por delante de otros países en Europa en cuanto al uso de redes, también de Instagram, y diría que está entre los tres primeros países que más las usan en Europa. España es uno de los países que más comparte en redes sociales. Es verdad que al principio se compartían sobre todo fotos y ahora se suben más vídeos incluidos los de muchos adolescentes. Instagram es un ecosistema de entretenimiento.

-¿Cómo se lleva la hostelería española con Instagram?

Los hoteles se apuntaron muy rápido al uso de la aplicación. De hecho, NH fue una de las primeras cadenas que lo hizo en el mundo. Hoy están prácticamente todas las grandes empresas de hoteles, de turismo, de viajes… También todos los grandes chefs y los grandes restaurantes tienen su cuenta en Instagram. Pensemos que son los propios clientes los que sacan muchas fotos de platos y las comparten indicando donde están, y eso ha provocado que los restauradores se hayan dado cuenta de que Instagram es una herramienta brutal para hacer marketing de su establecimiento.

Instagram. Mucho más que fotos y ElTenedor
‘Instagram. Mucho más que fotos’ y ElTenedor

 

 

-¿Es Instagram una nueva forma de hacer publicidad?

Bueno, en Instagram de momento puedes crecer sin pagar. Por eso no sólo están los grandes restaurantes, sino también los pequeños. Los bares y restaurantes pueden hacer dinero con Instagram gracias al marketing digital. Hay que ver cómo evoluciona, pero ya se está planteando que a través de la cuenta de un restaurante en Instagram se pueda reservar mesa.

-¿Quién debe gestionar las cuentas de Instagram en el sector de la hostelería?

Los chefs suelen llevar las suyas, porque las usan para hablar tanto de sus negocios como de su vida privada, haciendo marca de lo que hacen y lo que son. Las de sus restaurantes las llevan personas de los propios restaurantes, aunque a veces también se contrata a gente externa.

-¿Qué consejo daría a los hosteleros para sacar más partido de Instagram?

Que cuiden la calidad de las fotografías que suben. Es importante que las fotos de sus platos sean de calidad, apetitosas y el reflejo de lo que quieren enseñar. Es importante que las imágenes de sus establecimientos sean atractivas para que a la gente le apetezca ir. También les recomendaría conocer el ecosistema de Instagram para tocar las claves adecuadas para tener más seguidores, esto es, saber cómo poner títulos, cómo contestar a tu comunidad, cómo usar las etiquetas… Y por supuesto, les aconsejaría que sean muy constantes. Hay mucha gente que entra, sube mucho de golpe, y luego nada. Estar en Instagram es un trabajo de hormiguita, todos los días hay que dedicarle un poquito de tiempo.

-¿Qué le falta a la hostelería española en Instagram?

En la hostelería española, en todos sus renglones, falta constancia, tanto en el tipo de foto y calidad de los contenidos como en la frecuencia. La hostelería debería ser más proactiva y usar más Instagram, por ejemplo, creando concursos de las mejores fotos sobre sus platos o locales.

-¿Qué planes de futuro tiene Phil González?

Seguir con la promoción de mi libro ‘Instagram. Mucho más que fotos’ hasta finales de año, seguir con la animación de la red de Instagram, seguir colaborando con empresas que quieran empezar o profundizar en Instagram, y de cara a 2018 trabajar en la elaboración de dos libros: uno sobre Instagram y otro más relacionado con el mundo empresarial.