15-11-2016

Qué comer antes, durante y después del gym

Hoy aparco mis conocimientos gastronómicos para hablar de algo que no se me da nada mal, que es hablar de nutrición. Sé que es más bonito hablar de pasteles, restaurantes y demás cosas altas en azúcares, pero creedme que esto que vais a leer os puede servir de gran ayuda y ponerlo en práctica. No es por nada pero la navidad está a la vuelta de la esquina, así que nos ponemos las pilas, o nos ponemos las pilas, no queda otra opción.

 

Es verdad que asociamos gimnasio a arroz con pollo y tíos queriéndose delante del espejo, pero lo primero tiene fácil solución, porque no sólo de pollo vive el hombre (quizás de mirarse al espejo sí).

 

gym_blog2

 

Tenemos que tener en cuenta una cosa que siempre nos dejamos de lado en estos casos y es la hidratación, igual o más importante que la nutrición, por lo que antes, durante y después del gimnasio, es conveniente hidratarse principalmente con agua o zumo. No es necesario tomar batidos ni bebidas especiales siempre y cuando llevemos una correcta alimentación.

 

Antes: Es conveniente comer lo suficiente como para aguantar una jornada de gimnasio. Por ejemplo, podemos optar por una buena carga de vitaminas y minerales aportando verdura a nuestro cuerpo. Desde una menestra de verduras, hasta una ensalada de espinacas y pasta cargada de hidratos de carbono y proteínas como puede ser queso de Burgos y una lata de atún. Si le ponemos un puñado de frutos secos, le daremos ese toque crujiente porque además necesitamos ácidos grasos (buenos) los cuales los aportan los frutos secos. Simplemente una cosa, ¡ojo con el aliño!

 

gym_blog_1

 

Durante: Depende en el momento del día que te pille (media mañana, media tarde…), podemos añadirle un yogur bebido o simplemente la ingesta de un plátano. Y no vale poner excusas de qué hago yo con un plátano en el gimnasio, no te digo que te lo comas entre sentadilla y sentadilla, pero si cuando vayas a los vestuarios, o antes de empezar a entrenar. Y no te olvides de hidratarte durante toda la sesión.

 

Después: No sé si es más placentero una buena ducha o comer. Creo que ambas cosas. Importante comer después del gimnasio, ya sea el desayuno, la comida o la cena, da igual el momento del día, pero es fundamental comer pasada una hora.

 

gym_blog.3

 

Por ejemplo, si es comida o cena, una buena idea sería unos filetes de pollo salpimentados (que bueno), con unos trigueros, todo a la plancha. Fácil, sencillo y después no tienes que limpiar la cocina. Fundamental post-entrenamiento, tomar proteínas para cargar los depósitos y así fortalecer el músculo para que esté tonificado.

 

Y por último, otra cosa importantísima aparte de la hidratación y la nutrición, ¡el descanso! Si queremos tener los músculos en su sitio, es conveniente dormir 8 horas, tan importante como comer bien.

 

Si quieres saber más sobre Guillermo Rodríguez, ¡no te pierdas sus últimas noticias!

http://www.comiendoseentiendelagente.com/

Twitter: @GuillermoRguez

Instagram: @guillermorguez