31-08-2011

Restaurantes con bodega

Cuando salimos a cenar fuera de casa no sólo pensamos en la comida, saber escoger el vino es aún una asignatura pendiente para muchos, y es que en verano la elección estrella sigue siendo la sangría y la cerveza. Sin embargo, el verano ya se acaba y son muchos los restaurantes que ofrecen una amplia y cuidada selección de vinos para que nos acompañen en una buena velada. 
Vinos blancos secos, blancos afrutados, rosados, espumosos, tintos jóvenes, tintos de crianza, tintos de reserva… La carta de vinos que ofrece el restaurante Baby Beef Rubaiyat en Madrid es tan apabullante que ha sido merecedor del premio “Best of Award of Excellent”  de la revista especializada Wine Spectartor no una ni dos, sino en cuatro ocasiones consecutivas. Concretamente en los años 2005, 2006, 2007 y 2008.  La lista de vinos incluye una selección de más de 1.250 referencias de calidad procedentes de más de 15 países. En el  Baby Beef Rubaiyat podremos degustar desde un rioja como Marqués de Murrieta producido en la finca Ygay situado en Logroño; pasando por un tinto como el Enrique Mendoza procedente de la bodega del mismo nombre nacido a finales de los 70;  sin olvidarnos de los blancos hasta llegar a su amplia gama de reservas como el Marqués de Vargas, vino de reserva producido y elaborado exclusivamente con las uvas de su viñedo Prodolagar de 60 Ha., en el corazón de la Rioja.
Detalle de una mesa en el restaurante Baby Beef Rubaiya
Y si hay quienes saben de vinos, esos son sin duda los sumillers, como el valenciano Juan Ferrer Espinosa, quien decidió compartir su pasión por los caldos en su restaurante Enópata. Ubicado en Valencia, es el lugar perfecto para degustar más de 800 vinos de gran calidad. La tranquilidad del local, su delicada decoración, el confort y la completa ausencia de humos, se presta a ser el lugar ideal para rendir culto a su protagonista, el vino, todos ellos elaborados por pequeños vinicultores de gran calidad. Este restaurante tan peculiar ofrece también un servicio de tienda de vinos para que te puedas llevar a casa ese caldo que te ha gustado tanto en la cena. Como podría ser el caso de un vino mítico como el Joseph Drouhin Nuits-Saint-Georges 2006, muy reconocido por su carácter de pinot borgoñona; o el también francés Bablut Noble 1997, vino dulce producido en el Valle del Loira.

 

Salón del restaurante Enópata

De aquí y de allá las bodegas de estos dos restaurantes se llenan con las grandes referencias vinícolas de nuestros tiempos para hacer las delicias de tu caprichoso paladar. De este modo, podemos poner la guinda final a una experiencia gastronómica deliciosa.

¡Saludos gastronómicos!

MGJ