28-09-2017

Restaurantes en Barcelona por -15€

Se acabó septiembre y es probable que nuestra cuenta corriente esté a cero. Ahora queremos dejar a un lado los excesos para recuperarnos, pero eso no tiene por qué excluirnos de la vida gastronómica. Aquí una ruta especial por los restaurantes en Barcelona donde podrás comer o cenar por menos de 15 euros.

Creatividad latina

La cocina creativa no está reñida con un presupuesto limitado. Ni la internacional tampoco. En pleno barrio de l’Eixample encontrarás un espacio de creatividad y fantasía con toque Latino capaz de sorprender tu paladar a muy buen precio. Broders ofrece una carta exótica con platos para compartir, protagonizados por sabrosas salsas y en los que no faltan el maracuyá, la guayaba, los frijoles o el plátano frito. También platos más contundentes como su “Broburger”, hamburguesa de Black Angus en un tierno pan de Viena, o su “tortilla” con pollo, pico de gallo, puré de frijoles y crema de guacamole. Para los golosos, ”tequeños” –tradicionalmente en Venezuela y Colombia “deditos” rellenos de queso- en su versión dulce, rellenos de guayaba o queso chocolate y banana; o “pie de Maracuyá”, un postre a base de fruta de la pasión en forma cremosa y crujiente.

 

Broders_restaurantes en Barcelona por menos de 15€
Plato Broders

 

Fantasía mediterránea

De Venezuela al Mediterráneo. A unos pasos de Broders se encuentra Bruc33, un restaurante creativo, moderno, con una gran variedad de platos y una presentación excepcional. En la carta no faltan propuestas a base de carne y pescado, desde un risotto negro con chipirones, mejillones al vapor, carpaccio de ventresca de atún rojo o dados de solomillo de ternera. También podemos optar por una paella en carta, a un precio muy competitivo.

De postre, un atrevimiento del chef: sorbete con esferificación de gintonic, o, para los amantes de lo de siempre, una Coca de Llavaneres, el exquisito postre tradicional del Maresme con crema y piñones. Si aún queremos disfrutar de los días de sol, podemos hacerlo en su acogedora terraza, donde también hay carta de cócteles. Ofrece menú a mediodía.

 

Tapas a la italiana

Nos vamos ahora al barrio de Gracia, uno de los más animados de la Ciudad Condal. Hacemos parada en un restaurante-tasca con mucho encanto, pequeño, de cocina mediterránea con toques sardos, que se reflejan en una carta de postres caseros como su Panna Cotta exquisita.

Situado en el número 21 de la calle d’Or (de ahí el nombre), Ventuno es un bar de tapas a la italiana, donde tomar el vermut, comer o disfrutar de un buen aperitivo italiano cuando cae la tarde. También para cenar o tomar copas, con una variada carta de cócteles. La ensalada de burrata con tomates secos, las “bruschette” o las berenjenas “alla Parmiggiana” nos revelan los orígenes del local, que se combinan con los sabores de las bravas, croquetas o berenjenas fritas.

 

El Bar del Cat

Seguimos en Gracia, para una parada cultural que podemos aderezar con una apetitosa pausa. En la plaza de Anna Frank se ubica Tradicionarius, un espacio dedicado a la cultura catalana que esconde El Bar del Cat, un bar dinamizado por una rica agenda, centrada en la música tradicional catalana, en el que podemos degustar pequeñas tapas, torradas y bocadillos con nombres musicales. Todo a pecios democráticos. En el mismo recinto podemos visitar exposiciones o apuntarnos a talleres de danzas o instrumentos y canción.

 

El Bar del Cat restaurantes por menos de 15€ en Barcelona
El Bar del Cat

 

Italia en el bolsillo

Los italianos han logrado probablemente que su cocina sea la más famosa del mundo y, con ello, que todas las ciudades estén pobladas por algún restaurante transalpino. Los hay para todos los gustos y bolsillos y Barcelona no es excepción.

En el barrio del Poble Sec encontramos La Come Día, uno de los más auténticos a precio asequible, cocina italiana desenfadada pero de calidad. En él podemos degustar una amplia variedad de “pizze” hechas –incuestionablemente- con horno de leña, y una selección de pastas para iniciados de la “cucina”, con toques de todos los rincones de Italia y más allá de la típica carbonara. No os perdáis los corazones rellenos de calabaza y ricotta con salsa de mantequilla y salvia, que probé este verano en Mantua, o las caserecce alla boscaiola, una receta otoñal de la Toscana que tiene como protagonista las setas.

Bon profit!

Sigue esta y otras noticias de Mònica Faro, en sus redes sociales:

 Twitter

– Instagram