29-03-2017

Revolución tecnológica en las escuelas de hostelería

El mundo de la hostelería y, especialmente, el de la restauración no han dejado de evolucionar en los últimos años, desde las nuevas técnicas de cocina hasta las nuevas fórmulas de gestión y organización del día a día de un restaurante. En toda esta revolución, la tecnología se ha convertido en una pieza clave del sector y principios como el de Yield Management, que adapta el precio a la demanda de cada momento, en algo fundamental para la gestión eficaz del negocio. Esta evolución ha hecho que los profesionales del sector deban adaptarse al mercado, formándose en nuevas técnicas, nuevos conceptos y prácticas profesionales.

 

El papel de las escuelas y universidades

Las escuelas de Hostelería y Universidades gastronómicas están jugando un papel fundamental, introduciendo en sus programas formativos contenidos y herramientas que los nuevos profesionales deben dominar para entrar en el mercado laboral. Así lo comenta Nan Ferreres, Directora de la Escuela Técnica Profesional y de los Estudios Universitarios de Gastronomía de CETT. “La formación que reciben es muy completa y pretende formarlos como profesionales capaces de gestionar equipos, áreas de negocio o establecimiento de manera exitosa. Para que así sea, los conocimientos y habilidades que adquieren se basan en la técnica y en la gestión”

El nuevo profesional posee un dominio y manejo de las nuevas tecnologías, así como, conocimientos de gestión, idiomas y una buena dosis de innovación y creatividad.  Estos aspectos parecen ser clave para hacerse un hueco en el mercado laboral hostelero. Lo que se exigía antes para trabajar en hostelería era fundamentalmente tener capacidad para aguantar la dureza y las exigencias de la profesión en cuanto a condiciones, horarios etc. Ahora se pide, además, una alta dosis de creatividad e innovación para diferenciarse de la competencia” señala Miguel Ángel Corral, Director de la Escuela de Hostelería de Alcalá de Henares.

Por su parte Nan Ferreres de CETT añade que ahora se valoran más que los profesionales tengan cierta empatía y conocimiento sobre temas de gestión de costes en cocina y de atención al cliente en la sala, ya que de esta manera saben que sus márgenes económicos van a mejorar y sus facturaciones van a ser más altas.

 

La tecnología en las aulas

Escuelas como CETT, ESHOB, Hofmann, ISGEG o la Escuela de Hostelería de Alcalá de Henares e incluso, la primera Facultad de Ciencias Gastronómicas en España, Basque Culinary Center,  han introducido ya en sus aulas y planes formativos el uso de herramientas como “ElTenedor Manager”, el software de gestión de reservas que ofrece la empresa ElTenedor y que a día de hoy está totalmente implantado en el mercado y es usado por miles de restaurantes en España y en el mundo.

“Además de ser una herramienta muy útil tanto para los establecimientos como para los usuarios, es una herramienta totalmente implantada en el mundo de la hostelería. Nuestros alumnos tienen que tener una formación actualizada, de forma que, cuando se incorporen al mundo laboral sean capaces de adaptarse de forma inmediata y ser totalmente funcionales para el establecimiento”, señala Miguel Ángel Corral, Director de la Escuela de Hostelería de Alcalá de Henares.

Para Nan Ferreres de CETT el poder estar activos de forma real en una plataforma de referencia com es ElTenedor les permite mostrar al alumno una realidad que cada día está más presente en el sector. “Utilizando ElTenedor Manager ofrecemos la posibilidad a los alumnos de que conozcan cómo la comercialización online y la gestión de las reservas son elementos claves para tener éxito empresarial y también para gestionar el negocio” añade.

 

La importancia de la gestión

Cada vez es más importante conquistar a los clientes, atraerles y convencerles de que es el mejor restaurante y que ofrece el mejor servicio. Como nos comenta Nan Ferreres de CETT “ya no sólo se ofrece comida buena si no que se valora la experiencia al completo, la importancia se sigue centrando en el plato pero no únicamente, el cliente busca una experiencia completa y por este motivo ha de existir una concordancia con  el buen servicio, , la oferta de vinos, cócteles, la decoración …”.  De tal manera que ahora los planes de estudios van más allá y se da mucha más importancia a la gestión económica y gastronómica de los establecimientos.  “Enseñamos técnica pero también reforzamos mucho el concepto de adaptabilidad al cambio, sabemos que les va a ayudar que  tengan una actitud abierta  y han de saber que tendrán que trabajar en un sector en constante evolución, cambiante y exigente” afirma Nan Ferreres de CETT.