Córdoba

En una depresión a orillas del Guadalquivir y al pie de Sierra Morena, se encuentra la andaluza ciudad de Córdoba. Su Mezquita-catedral así como el centro histórico son Patrimonio de la Humanidad, así como la Fiesta de los Patios Cordobeses es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y no es que nos dejemos llevar por la ‘patrimonitis’, si no que nos sirve de ejemplo para ilustrar la gran riqueza que alberga.

 

Córdoba 3

 

Gastronomía cordobesa

Cómo no nos faltan motivos para viajar a Córdoba, vamos a dedicarle un momento a uno de los aspectos que más nos gusta analizar, su gastronomía. Contando con productos tanto de la vega como de la sierra y de la zona sur, Córdoba posee una conjunción de ingredientes de primerísima calidad que plasma en su excelente cocina de guisos y estofados. Presentes también los signos de influencia musulmana como el uso de las especias etc.

De entre sus platos típicos destacar: el salmorejo y el gazpacho, el rabo de toro, la olla cortijera (con garbanzos, cerdo y pimentón), la tortilla de San José (con salsa de azafrán), los pescados en salazón, la paella de campiña, las berenjenas fritas con miel y  las aceituna aliñadas. El pastel cordobés es uno de los dulces más populares, una torta de hojaldre con cabello de ángel que es una delicia. Y para acompañar tanta comida, nada mejor que un ‘Fifty/fifty’ (fino con Pedro Ximénez) o un vino de Montilla-Moriles.

 

De restaurantes

 

Bodegas Mezquita Corregidor

 

Vamos a comenzar desmitificando aquello de que ‘lo más caro es siempre lo mejor’ y es que en el restaurante las Bodegas Mezquita Corregidor disfrutarás de las mejores calidades a un precio inigualable. Afincado en plena Judería y cobijado por la Mezquita de Córdoba, este restaurante se ha convertido en un auténtico estandarte de la gastronomía andaluza de recetario. Entre sus propuestas destacar el salmorejo cordobés emulsionado con aceite de oliva, jamón y huevo, el gazpacho andaluz con guarnición de pepino, cebolla, pimientos picados y picatostes o los chipirones en su tinta con arroz del señorito. Aunque ir y no pedir la palometa en adobo al estilo sefardí… eso no tiene perdón.

 

Arbequina

 

Enraizando su cocina una vez más en los orígenes de la tradición, el restaurante Arbequina – Hospes Palacio de Bailio ofrece, en cambio, una versión actualizada en platos tan deslumbrantes como su lomo de lubina salvaje con gazpachuelo o sus mejillones y perlas de tapioca. En  pleno centro de Córdoba podrás adentrarte en alguno de sus exquisitos salones con pavimento de vidrio desde los que admirar las majestuosas ruinas romanas de su complejo. ¡Una experiencia para vivir en primera persona!

 

Gourmet Iberico

 

Albergando patrimonio por partida doble, para la vista y el paladar, tenemos también el restaurante Gourmet Ibérico (Patio Romano). Cobijado en el blanco de las calles de la Judería cordobesa y a escasos treinta metros de la Mezquita, ofrece mordiscos como las croquetas de rabo de toro o los corazones de alcachofas cantillana con jamón ibérico entre otros. Mientras que el mestizaje entre la gastronomía cordobesa y la modernidad vanguardista también se traduce en sus platos con propuestas como las hamburguesas de secreto ibérico o la mazamorra al gelée de Pedro Ximenez. ¡Déjate deleitar por la magia de su patio andaluz!

 

Pairi  Daeza

 

El restaurante Pairi Daeza, la propuesta gastronómica del Hotel Balcón de Córdoba, despliega una carta llena de matices personales surgidos de la conjunción de las recetas más tradicionales con un toque innovador, recurriendo siempre a los productos frescos locales. Degustarás platos como el tataki de atún macerado en soja y jengibre, el carpaccio de presa ibérica o el solomillo de ternera y patatas risoladas con pimientos. Tu gratificación, garantizada  😉

 

La Taberna del Río

 

Para finalizar os recomendamos La Taberna del Río, un lugar idílico para empaparte de la Córdoba Califa, de la Córdoba más andaluza disfrutando de la combinación de la mejor cocina de mercado con la cocina cordobesa tradicional. En una amplia terraza frente a la taberna, a las orillas del Guadalquivir, podrás disfrutar de la gastronomía hecha arte empezando con las aceitunas y el aceite de oliva virgen extra, su amplia variedad de quesos, los membrillos, la miel, el pan y las hortalizas de la Campiña. No te vayas sin disfrutar del auténtico salmorejo cordobés con virutas de atún rojo ahumado o la siempre famosa parrillada ibérica en orza con manteca “colorá”.

 

Con esto ya tenemos para disfrutar ¡largo y tendido!

Que aproveche Tenedores y… no os olvidéis de llevar siempre #ElTenedorenTuMaleta 🙂