14-10-2016

Salir a cenar fuera y cuidarse es compatible

“Estoy a dieta, así que mejor no salgo a comer por ahí”, “mira que me gusta salir a cenar fuera, pero no debería seguir ese ritmo, que engorda mucho”, seguro que hemos escuchado expresiones similares, ¿verdad? O quizá lo hayamos vivido en primera persona.

Pues tranquilidad, hay que recapacitar porque salir a comer o cenar fuera, no tiene que estar reñido con comer saludable, solo tenemos que elegir bien el sitio y escoger los platos con criterio.

 

Processed with VSCOcam with hb1 preset

 

Sobre todo si se trata de una cena -en la que deberíamos apostar por aumentar la ingesta de proteínas y reducir los hidratos, que tardan más en quemarse- una opción con la que no fallaremos son los pescados y los mariscos. Éstos últimos por ejemplo, son alimentos bajos en hidratos de carbono y grasas y en los que prima su contenido proteico.

Podemos pedir sin miedo una ración de mejillones, navajas o gambas a la plancha, almejas o chipirones, y disfrutar sin remordimientos. ¿Y como entrante o acompañamiento? Pues hay que tener cuidado con las ensaladas, ya que la mayoría no son precisamente light; quesos, salsas, bacon, etc. No son del todo ligeras, pero casi siempre tenemos la opción de pedir un plato de tomate aliñado, una con aguacate o una ensalada mixta.

 

Alcachofas

 

En Madrid tenemos multitud de marisquerías o restaurantes que ofrecen platos o la opción de hacer un tapeo a base de marisco, El barril de Recoletos  es uno de ellos, donde podemos pedir un par de sus abundantes raciones, otra posibilidad, ésta más tipo restaurante formal es El Telégrafo

Hay dos platos con los que no fallaremos, los pescados al horno o las carnes a la brasa, dos opciones deliciosas que no están reñidas con cuidar nuestra alimentación. Eso sí, lo mejor no acompañarlos de patatas fritas y tomar antes una ensalada o verdura a la plancha.

Pescado al horno

 

Los restaurantes vascos cumplirán todas nuestras necesidades, en la Taberna Gaztelupe, podremos darnos un buen homenajes. Un restaurante de tipo vasco, clásico, tradicional, con buenas carnes y pescados, con producto de calidad, sencillas recetas e impecable servicio.

Los restaurantes japoneses son otra muy buena elección para poder comer o cenar de una forma saludable. Sopas, algas, arroz, pescado y verdura, se trata de una cocina limpia de sabores, de sencillas mezclas, baja en grasas y con un porcentaje alto en proteínas.

Una opción más económica puede ser Miss sushi, que tiene varios locales en Madrid, en Serrano, Hortaleza, Santa Ana o Pozuelo entre otros, todos con una extensa carta de sushi, además de otros entrantes y platos principales, y decorados con personalidad y atrevimiento.

 

Miss Sushi

 

Otras dos opciones recomendables, ‘Ikura’ o ‘Ayala Japón’. Una sopa, una ensalada de algas, un plato de sashimi, piezas de sushi, pueden ser buenas elecciones. Podemos empezar la comida con una ensalada de algas, son ricas en muchos de los nutrientes importantes para nuestro organismo, en fibra y minerales y suelen tener un alto contenido en hierro y calcio.

Las sopas por su parte, suelen ser bajas en grasa, por lo tanto aportan pocas calorías y al servirlas calientes, entonan y sacian. Y de postre podemos terminar la cena con un te verde o cualquier otra infusión o fruta fresca.

Y si queremos probar algo especial y diferente en materia de cocina japonesa podemos visitar Izariya, un restaurante en el que elaboran cocina kaiseki, alta cocina japonesa que se sirve mediante un cuidado menú degustación de platitos elegidos con esmero.

 

Izariya 1

 

Hay otros platos que también pueden ser ligeros para una cena y que ahora se han puesto muy de moda, un ejemplo son los tartares, los carpaccios o los ceviches. Éste último, el pescado crudo marinado, ya no es un plato exclusivo de los restaurantes peruanos como ‘La Cevicuchería’ o ‘A &G’, sino que lo encontramos en restaurantes de todo tipo.

Los consejos de los nutricionistas suelen ser siempre los mismos, reducir las cantidades, combinar los alimentos de manera adecuada, huir de las salsas y los rebozados, elegir pescados y carnes magras y limitar el consumo de azúcares y bebidas azucaradas. Teniendo en cuenta estas recomendaciones, es posible salir a cenar a un restaurante sin ningún cargo de conciencia. Así que ¡a cuidarse y a disfrutar de la cena Tenedores!

Sigue esta y otras noticias en:

Twitter: @InesRomera_