21-04-2015

Tendencias nutricionales y hábitos 2.0

Podría decirse que vivimos en una paradoja alimentaria. Hace 50 años, nuestra mayor preocupación era conseguir alimentos. Ahora, nuestra preocupación es comer menos, implantándose nuevas tendencias nutricionales: hábitos 2.0.

Vivimos en un momento de abundancia de comida. Ahora más que nunca tenemos supermercados repletos de comida, accesibles a cualquier hora. Sin embargo, la obesidad aumenta y las enfermedades del mundo occidental en general anuncian que han llegado para quedarse. Sin indicios que esto vaya a cambiar si no hacemos nada.

 

¿Cómo han cambiado nuestros hábitos nutricionales?

Así comíamos los españoles y así comemos ahora. Evolución de nuestra dieta en los últimos 50 años:

 

hábitos nutricionales

 

Si tenemos más posibilidades de comer bien de las que teníamos hace 50 años (había poco y menos variado), ¿qué está fallando?

 

Los cambios de hábitos en la dieta, son consecuencia de cambios industriales

La industria alimentaria tiene un papel importante en nuestra alimentación y en los hábitos de consumo de nuestra población. Aparentemente manejamos un flujo de hiperinformación alimentaria y nutricional.

Sin embargo, esto es un arma de doble filo. Nos dejamos seducir por el marketing nutricional disfrazado de información nutricional y consejos de salud. Toda esta hiperinformación va pareja con el aumento del marketing de sucedáneos alimentarios con mucho valor calórico pero pocos nutrientes, que han ido paulatinamente sustituyendo a los alimentos frescos.

Por lo tanto, estamos sobrealimentados pero infranutridos. Nada mejor que escuchar un mensaje inspirador para darnos cuenta. Os recomiendo estas 3 charlas TED que no podéis dejar de ver:

La primera, de Ann Cooper, directora de nutrición del distrito escolar del valle de Boulder (Estados Unidos), dónde habla duramente de cómo se está alimentando a los niños en las escuelas. Y como se utiliza el marketing emocional en los alimentos para incitar a comerlos, un ejemplo, las “cajitas felices “de McDonald’s. Un mensaje muy interesante que interesa escuchar:

http://www.ted.com/talks/view/lang/es//id/348

Continuando en la misma línea, Jamie Oliver, chef británico, sueña con educar a cada niño acerca de la comida. Tiene un mensaje realmente conmovedor. Es muy valiente por su parte su implicación en el mundo de la nutrición. Escalofriante ver como niños que no identifican una berenjena, o que piensan que la leche y el pollo vienen del supermercado. El final con la parte del azúcar, lo deja a uno sin palabras:

http://www.ted.com/talks/view/lang/en//id/765

Por su parte Mark Bittman, escritor de comida del New York Times, plantea una mirada alternativa al asunto de la comida, que no tiene que ver sólo con niños.  Nuestro exagerado consumo de carne (carne y pollo, en especial) no sólo puede afecta nuestra salud, sino que tiene una relación directa con el calentamiento global.  ¿Sabe usted de dónde vienen los alimentos que consume?  La recomendación de Bittman es reducir de manera drástica nuestro consumo de carne ,y preferir los productos locales, no industriales. ¿Seríamos capaces de hacerlo?

http://www.ted.com/talks/view/lang/en//id/263

 

 La Moda del “Free-from” (sin lactosa, sin gluten, sin colorantes artificiales…)

Otra muestra más de cómo la industria es la que maneja nuestros hábitos es, la nueva moda del “Free-from” dónde cada vez más personas se hacen su “auto-diagnóstico y deciden, en muchas ocasiones de forma errónea,  qué alimentos son buenos para su salud y cuales no.

 

lacteo

 

Los “Free-from” sólo son elegidos por personas que tienen una intolerancia o alergia bien diagnosticada. El problema de esta situación es ver a consumidores considerando que son productos más saludables de forma generalista. Un ejemplo más de cómo es la industria la que tiene una influencia directa en nuestros hábitos actuales.

¿Por qué estamos tan obsesionados con nuestra dieta? ¿Es todo tan malo, o existe algo de esperanza en este sentido?

 

Nuevas tendencias nutricionales: En busca de la eterna juventud

Temas como la eterna juventud, o cómo vivir más, son de creciente interés. Con ello, también aparecen nuevas tendencias en los hábitos alimentarios y cada vez más hay un interés creciente por el significado de los alimentos.

Un excelente revisión de este tema, podemos encontrarla en este estudio que nos habla de cómo están apareciendo nuevas tendencias mundiales en alimentación orientadas al consumo de alimentos que no solamente sean seguros y nutritivos sino que además aporten beneficios para la salud.

 

saludable

 

¿Pero, sólo influyen nuestros hábitos alimentarios en estas tendencias? Afortunada o desgraciadamente, no. No sólo importa lo que comemos, también nos afecta el CÓMO, todo lo que rodea a los hábitos, nuestra cultura, nuestra vida social, nuestra biología, la genética, el ejercicio, el estrés, el sueño, la mente… Es evidente que debemos caminar hacia un nuevo paradigma de la salud…..

 

Nuevo abordaje a las nuevas tendencias nutricionales: Factores biológicos, sociales y culturales

El sobrepeso, la obesidad, y otras enfermedades asociadas como diabetes o hipertensión, no sólo son provocadas por una mala alimentación y vida sedentaria. Desconocemos todavía muchos factores implicados en las causas y su origen. Sin embargo cada vez es más claro que estamos ante un problema complejo influenciado por múltiples factores que muchas veces pasamos por alto, como el descanso adecuado con las suficientes horas de sueño, el estrés creciente, la falta de actividad física debido a la falta de horas por alta demanda laboral, sin olvidarnos de la mente y su influencia en cómo comemos y las elecciones que hacemos de los alimentos.

 

obesidad

 

Mirando más a largo plazo una tendencia que llegará es la nutrición personalizada en base al estudio de nuestros genes o nuestro perfil lipídico mediante un test rápido.  ¿Es posible diseñar una dieta mejor, más saludable e individual?

La obesidad no es un problema con un único factor determinante, sino es más un problema complejo y multifactorial. Por ello requiere planteamientos innovadores en la prevención y tratamiento de cada condición en particular, pero además en materia de investigación, pues se reafirma la necesidad de un abordaje multidisciplinar.

 

¿Cómo podremos conseguirlo?

Cuando todos los profesionales de la salud seamos capaces de reconocer que no es cuestión de uno, sino de todos. Necesitamos trabajar juntos, en la misma dirección, unidos, aprendiendo los unos de los otros. Aportando cada uno en su campo y creando un nuevo modelo que ayude a las personas a conseguir una mejor salud a largo plazo sin olvidar ser feliz en el proceso.

 

ejercicio

 

“Los buenos equipos acaban por ser grandes equipos cuando sus integrantes confían los unos de los otros lo suficiente para renunciar al “yo” por el “nosotros” Phil Jackson.

 

¡Si quieres saber más sobre María José Tenedor no te pierdas sus últimas noticias y síguela en Twitter!

@MTenedor