09-09-2016

Capital Española Gastronomía 016

Toledo, conocida como la ciudad de las tres culturas por haber estado poblada durante siglos por: cristianos, judíos y musulmanes; se encuentra en una prominente colina sobre el margen derecho del río Tajo. Sus numerosos e imponentes edificios históricos son la huella viva de una larga y activa historia a sus espaldas; no sin motivo es Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Además Toledo es la Capital Española de la Gastronomía 2016. La riqueza de su cocina reside en sus tradiciones castellanomanchegas, muy ligadas a la caza y al pastoreo. Además, de la mezcolanza cultural antes mencionada, surgen gran cantidad de recetas con un mix de influencias moriscas, sefarditas y cristianas.

 

toledo-250092_1280

 

De entre sus productos típicos, destacar algunos que poseen su propia Denominación de Origen como son el Aceide de los Montes de Toledo, el Mazapán de Toledo, el Queso Manchego y algunos vinos. Mientras que de sus platos, mencionar algunas delicias como son la perdiz estofada, la sopa de ajo, el cochifrito, el cocido de tres vuelcos, la olla podrida, la caldereta de cordero, el venado con setas o con peras, la carcamusa, las migas, el arroz a la toledana, las gachas, la crema de cangrejos, la tortilla a la magra o montada, las truchas a la toledana, los picadillos o el tiznao de bacalao.

Seguro que ya queréis saber dónde ir para catar estas maravillas. Pues bien, entramos en materia.

 

Restaurantes

 

Maruxiña Lounge

Si buscas exclusividad y modernidad en esta fabulosa ciudad, sin duda este es tu sitio. Situado en pleno centro histórico, entre sus propuestas gastronómicas destacan especialidades como el pulpo a la parrilla, la burrata con aceite de trufa y el steak tartar. Comida nacional e internacional con clase y elegancia y, si te apetece, podrás catar uno de sus originales cócteles en el ático-terraza. ¡Lo tienen todo pensado!

 

Maruxiña Lounge

 

La Orza 

Muy cerquita del anterior, en el toledano barrio de la judería, al lado de la Casa del Greco y del Parque del Tránsito, se encuentra este restaurante de cocina tradicional castellana. Abierto desde 1998 y caracterizado por su cuidada decoración rústica, expresa toda su personalidad gastronómica en  platos como el lomo de Orza con helado parmesano y praliné de piñones, migas del pastor con mollejas de cordero, asados de cordero lechal o cochinillo y perdiz deshuesada sobre arroz meloso. Toda una fiesta para el paladar que podrás culminar con alguno de sus postres caseros. Cuentan también con una pequeña terraza. La Orza es un lugar ideal para una experiencia íntima y tranquila.

 

La Orza

 

Alfileritos 24

También dentro del casco histórico de Toledo encontramos el restaurante Alifredos 24. Este combina tradición y vanguardismo con una decoración el la que las paredes son de piedra, los suelos y vigas de madera, mientras que también utiliza juegos de luces así como materiales y diseños modernistas en sillas y otros elementos. Su cocina creativa permite saborear la gastronomía española elaborada con productos nacionales de primerísima calidad. Con propuestas tan sugerentes como el bacalao confitado con crema de Idiazábal, bacon, cebolla al caramelo y pesto o el lomo de buey premium trinchado con yemas de espárrago verde y blanco. Una opción perfecta para eventos de grupo o para una tranquila y agradable cena romántica.

 

Alfileritos 24

 

Casa Elena

Cogiendo el coche, ponemos rumbo a Cabañas de la Sagra, provincia de Toledo, para visitar el restaurante Casa Elena, un auténtico templo para los amantes de la comida sana y el cultivo ecológico. Con los mejores productos de la tierra, libres de pesticidas, elaboran una carta según la temporada en la que encontrarás ofertas gastronómicas como su suculento panaché de verduras, el gazpacho de cerezas ecológicas o el crujiente de bacalao con escamas de almendra. El entorno acompaña, ubicado en una casa antigua reformada y un pajar del siglo pasado, disfrutarás seguro de la experiencia.

 

Casa Elena

 

Marmitia – Parador de Oropesa 

Por último, volvemos a coger el coche, esta vez para ir al castillo-palacio del siglo XIV y deleitarnos con el paisaje del hermoso entorno toledano de la sierra de Gredos. Hablamos del restaurante El Señorío del Parador de Oropesa, un sitio para conocer por su valor turístico con el aliciente gastronómico. La carta del restaurante sigue una línea tradicional con productos de la tierra y de caza dando lugar a creaciones como el bacalao confitado, las migas de campo con huevo o la pierna de cordero lechal. Después de comer un paseo por el castillo, su escalinata, el patio, la piscina con sus vistas y la Torre del Homenaje… verás que El Señorío ¡bien vale una visita!

 

d15f8cf07d6177fc3111cd36267ed73a

 

Con estas exquisitas propuestas y las ganas de comernos Toledo, nos despedimos hasta el próximo post de… #ElTenedorenTuMaleta!

¡Disfrutad! 😉