27-06-2017

Zumos naturales y bebidas refrescantes en Madrid

Superar la ola de calor es mucho más fácil con un buen cóctel en la mano. O, en su defecto, smoothies, zumos naturales y aguas aromatizadas pueden ayudarnos a sobrevivir al asfalto antes de las vacaciones. ¡Descubre las mejores propuestas!

 

Zumos naturales, smoothies ecológicos y «aguas»

Si hacemos una pausa a mediodía y tenemos que volver a trabajar quizá un cóctel no sea la mejor idea. Pero hay buenas alternativas. La moda del slow food ha llenado las calles de locales que hacen maravillas con zumos naturales de frutas y vegetales. Quizá en invierno no nos llamen tanto la atención, pero puede que ahora se conviertan en nuestros mejores aliados. Para reponer fuerzas y refrescarse durante el día no hay nada mejor que un zumo o un smoothie cargado de vitaminas.  

 

En el centro de Madrid encontramos propuestas innovadoras como las de Sanissimo Malasaña, un local informal de comida sana, que ofrece más de 54 combinaciones de zumos naturales, 12 cócteles de frutas naturales, sidras y cervezas de frutas sin alcohol y varios tipos de té con y sin azúcar. Entre las combinaciones más apetecibles, naranja con té verde; matcha con leche; manzana, fresa y jengibre; melocotón y sésamo… Y para los más golosos, un clásico: banana, fresa y leche condensada. Los días se harán más cortos.

 

smoothies sanissimo_bebidas refrescantes_zumos naturales_ Madrid

 

Otra de las propuestas de la temporada es la de Bump Green, uno de los locales más apetecibles del panorama gastronómico madrileño si buscamos comida sana: además de una exquisita carta de desayunos, comidas y cenas, con brunch los domingos, este restaurante del barrio de Salamanca puede ser también una agradable parada para los días de verano gracias a su innovadora propuesta de bebidas.

 

Entre las más llamativas os recomiendo los smoothies ecológicos, a los que atribuyen propiedades antioxidantes (leche vegetal, piña, plátano, aceite de coco, cúrcuma, canela, jengibre y semillas de chía) o energizantes (el batido de plátano, aguacate, leche de almendras, espinacas, dátiles, match en polvo y vainilla).

 

Para los más atrevidos, los “smartjuices” con agua de mar que, según su creadora, Lou Mateos, nos ayuda a alcalinizar y drenar el cuerpo. Nos recomienda tomarlos en ayunas para multiplicar la energía y absorber mejor sus nutrientes. Si no os convence, en cualquier momento del día podemos optar por las aguas aromatizadas, filtradas con menta y lima, menta y pepino o limón y pepino.

 

Fiesta de cócteles: del clásico a la alta gastronomía líquida

Pocas imágenes nos refrescaran tanto el paladar como la de un coco recién abierto en una playa paradisíaca. Sin necesidad de viajar al Caribe, podemos encontrar su versión más sofisticada en el nuevo local de Dani García en Madrid, el local capitalino de su “Bibo” de Marbella, que acaba de ampliar su carta con una selección de 24 cócteles de autor elaborados por Héctor Hénche.

 

Un viaje de sabores exóticos con una presentación sorprendente, como la del “Greedy bee”, un homenaje al mundo apícola con una copa en forma de abeja, con “kumquat” (naranjo chino), limón, jengibre y cachaça. O el “Kompot 2.0”, la evolución de un trago ruso combinado con notas florales, a base de jarabe de almendras, ciruelas pasas y rosa.

 

GREEDY BEE_restaurante Bibo_Dani García_bebidas refrescantes

 

También una inesperada vuelta de tuerca a platos del mundo como los noodles, que parecen pero no son en el “Dummy Cocktail” a base de albahaca, citronella, agua de coco y vodka. Y para imaginarnos esa playa paradisíaca en las noches más calurosas del verano, el “Thai Cooler”: albahaca, citronella, agua de coco y vodka. La nueva coctelería no solo nos refresca, pone a prueba nuestra capacidad sorpresiva con verdaderas muestras de alta gastronomía líquida.

 

En pleno barrio de Argüelles encontraremos otro oasis de frescor, Tres Bocas, un restaurante de fusión que por la noche se transforma con una barra imprescindible para los amantes de los cócteles. También es una opción perfecta para la sobremesa, después de degustar deliciosos platos, cuidados y asequibles.

 

Además de 20 cócteles clásicos, el sumiller y bartender, Leo Campanella, propone once cócteles de creación propia a base de más de 200 bebidas, entre destilados, vermouth, aguardientes o licores. Los más refrescantes: “Amor Amarillo”, a base de tequila, suze, mezcal, sour mix y tónica, o el «Anticlásico», ginebra, absenta, zumo de piña, hierbabuena y pepino. Uno de los cócteles lleva el sello de Diego Cabrera, “Guaracha”: vodka de uva, sour mix, lima y grosellas.

 

anticlasico_zumos naturales_tres bocas_restaurante_Madrid

 

Si lo que te gustan son los cócteles clásicos, tu lugar es Harvey’s, un local que recupera la coctelería clásica envuelto en cortinas de terciopelo rojo, luces de neón y música americana de los 40 a los 70. La carta es muy amplia y nos permite diversificar nuestro repertorio más allá del Cosmopolitan o el Old Fashioned, con un menú que deja hueco a la coctelería de autor: los “Harvey’s signatures”.

 

Harvey's_zumos naturales_bebidas refrescantes_Madrid

 

Un lugar que nos hace viajar a los bares con más encanto de los años cuarenta-cincuenta, con sus “New Orleans classics”, que nos trasladan a la ciudad del jazz a base de tragos refrescantes como el “Hurricane”, una mezcla de rones y fruta de la pasión. En su propuesta también hay clásicos más desconocidos como el «Pisco Punch», con Pisco, piña y lima, o “Whisky Smash” con bourbon, hierbabuena y zumo de limón.

 

¡Feliz verano! 

 

Sigue esta y otras noticias de Mònica Faro, en sus redes sociales:

Twitter

Instagram